domingo, 7 de diciembre de 2008

Dando amor que cunde.


El amor es esa sensación que nos impulsa a hacer por otro lo que creemos es mejor para ellos, sin ninguna otra intención.

Sin embargo muchas veces nuestras manifestaciones de amor pasan desapercibidas. Esto importa solo en la medida en que nos dice que estamos ofreciendo algo que la otra persona no valora de la misma forma que nosotros.

Pienso que hay tres cosas que sin requerir sacrificio alguno podemos dar a los que amamos y siempre serán bienvenidas.

1- Nótalos. Conecta con ellos y entiende sus sentimientos y sus razones aunque no los compartas.

2- Acéptalos. Déjalos ser quienes son sin que se sientan culpable por ello. Préstales un espacio donde pueda ser lo que quieran y no estar solos. Acepta la entidad que son como una expresión de la vida tan válida como la tuya.

3- Poténcialos. Enséñales la imagen más bonita que guardas de ellos y ayúdalos a creer que son capaces de ser lo que quieran ser.

6 comentarios:

PAOLA dijo...

Hola amigo, estoy un poco sensible y entre la imageny el texto, estoy enjuagando lagrimas .
me emocione, cuanta verdad desangrada de tu post.
me alegra haber llegado a tu espacio y aqui me quedo, ya te agrego, con permiso, a mi lista.
te dejo un abrazo

CuanMarce dijo...

Hola Paola, Dices que ESTÁS sensible pero te vengo leyendo desde hace unos días y creo más bien que ERES un alma muy sensible. Gracias por llamarme amigo y me honra que me añadas a tu lista.

Un abrazo

Poesía Difusa dijo...

Lo que nos presentas es una lección de vida, que todos deberiamos aplicar, en verdad es muy importante lo que escribes, gracias por recordarmelo.

Un abrazo.

CuanMarce dijo...

Gracias a ti Alicia yo solo voy compartiendo lo que voy aprendiendo, así lo aprendo mejor.

Kaken dijo...

Me alegro de haber descubierto que alguien siente lo mismo que yo en este aspecto.
Enhorabuena y gracias, te sigo leyendo.
Un bes

Juan dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. Yo empleo otra expresión en el amor: saber recibir.

Implica respeto y aceptación. Te amo tal y como eres y lo que venga de tí es un tesoro para mí.

Un abrazo

Gestionar lo que nos duele para el beneficio de todos.

La buena salud de todas las relaciones, incluida la de pareja, siempre que lo que se busque sea sin dudar la felicidad de todos los implic...