Entradas populares

Seguidores

domingo, 1 de febrero de 2009

foto por María Correa

Desbordando paz

Cuando dejemos de luchar con las personas que encontramos en la vida, y nos ocupemos en extender la paz en nuestro entorno. Cuando dejemos de defendernos por todo. Pero más importante aún, por ser requisito indispensable para lo primero - cuando alcancemos la paz con nosotros mismos. Entonces estaremos realmente contribuyendo a la paz del mundo.

14 comentarios:

Pele Ón dijo...

Mendiluce pone, con "El amor armado" el contrapunto. Cada cual tiene que encontrar su sitio.

julia dijo...

Hola!!! hace tiempo que te leo, hoy decidi seguir el blog más de cerca, me gusto este post, pero más me gusto el de las metas con el video del Guerrero pacifico, saludos Julia.

Juan dijo...

La paz en todo el mundo no depende sólo de nosotros pero la paz en nuestro entorno sí nos concierne directamente. Pero hay un "problemilla", como muy bien has expresado: alcanzar la paz con nosotros mismos. Sólo puede desbordar paz lo que está lleno a rebosar.

Un abrazo Cuan, magnífica entrada.

Mashitah dijo...

Hola....
En mi opiniíon la paz es algo que debemos comenzar a buscar dentro y no fuera, el exterior solo es un reflejo de como andamos internamente, Hoy leí una frase que dice(si me defiendo he sido atacada) y eso es lo que hacemos constantemente, defendernos de los demás o quizás más bien de nuestros pensamientos?
Nos han enseñado a competir, no a unir nuestra fortaleza, y asi nadamos contracorriente porque uno a uno el trabj, es más lento.
Creo que la nueva conciencia hacia donde vamos...no busca ya Líderes,sino hermanos...porque cada uno,y la suma de todos vibrando desde el corazón...puede mover montañas...incluso transformar el futuro...
un beso del alma.

Poesía Difusa dijo...

Excelente pensamiento, estoy totalmente de acuerdo con tu escrito...

Sobre todo aprendamos a respetar a los demás, en todo, en su forma de pensar, en su religión, en su forma de vestir, de ser, absolutamente en todo...

Laura M. Cañamero dijo...

Hace tiempo que no tengo noticias tuyas, Consciencia. Echo de menos tus comentarios. Si te he ofendido con alguna de mis palabras, lo siento. No era mi intención. Un Saludo.

Mashitah dijo...

Hola de nuevo...
Otra idea para la paz...hace años se me ocurrio una palabra(intética) que no sé si existe...pero de la estética
ya sabemos mucho... intÉTICA (cultivarse por dentro,que conlleva ser éticos...)crecer en valores, nos hace mejores,si aprendo a amarme y respetarme,el mundo será un reflejo de mis sentimientos... cuando yo callo, cuando yo acepto por miedos,estoy perdiendo la paz y lo reflejaré en mi mundo, en el mundo..
Asi que si aprendo a expresar aquello que siento desde el respeto por uno mismo y los demás el mundo se irá transformando en algo mucho más agradable...
Besos del alma.

CuanMarce dijo...

Pele Ón, No he leído “El amor armado” pero me imagino que alguien que está en la batalla siente necesidad de defender. Sé que sentimos la necesidad de luchar por establecer la paz. Pero la historia ha demostrado una y otra vez en estas guerras “pacificas” el vencido no cesa de existir solo porque le hayamos quitado el poder. La paz no se puede establecer a la fuerza, sino queda el recelo y el odio. Obviamente hemos probado con la fuerza y no ha sido eficaz a largo plazo. Tenemos que encontrar formas de convivir en libertad y eso no se puede imponer. Se tiene que enseñar, mayormente con el ejemplo. Por eso siento que tiene que ser uno a uno, ir apuntándonos a la paz en nuestras vidas cotidianas. Aportar a la paz del mundo con nuestra paz.

Un abrazo.

Hola Julia, me alegra que disfrutes de mi lo que comparto y bienvenida.

Un abrazo.

Hola Juan, gracias por tu apoyo. Así es el problemilla tiene tela pero no hay más remedio. Los que se apuntan se benefician sin duda.

Un abrazo.

Hola Mashitah,
Así es cada vez que siento que me estoy defendiendo, debo mirarme por dentro porque estoy pensando que me están atacando. Pero el que me ataca seguro que también se está defendiendo. Si me entero de que se defiende tal vez no necesite seguir haciéndolo porque yo dejaré de hacer que se sienta atacado por mí. A fin de cuentas si quiero comunicarme con alguien y ellos se están defendiendo lo que tengo que decir será ignorado o mal entendido. Lo primero que he de hacer es desmontar mi ataque.

Yo personalmente ya le he dado la bienvenida a la época de la cooperación. Para mí la competencia es cosa del pasado. Gracias por aportar con tu sabiduría.

Un beso del alma

Hola Alicia, gracias por dejar tu huella. Efectivamente en la diversidad hay mucha belleza y mucha creatividad.

Un beso

Hola Laura, No creas que me ofendo tan fácil, ni que me ofenderías sin querer. Me temo que aún queriendo te lo pondría muy difícil.

Además quiero comunicarte que he adoptado como practicas, o por lo menos eso creo, esto de no escribir tanto y dejar que otros digan más, cómo me habías sugerido en un comentario en mi entrada sobre los deseos. Sin embargo no todo el mundo está contento con mis nuevas prácticas. Creo que haré de todo un poco en el futuro. Una veces aportaciones completas y otras más abiertas. Ya ves que fácil soy de influenciar.

Por ahora sin embargo debido a la alta dedicación que necesito ponerle a mis proyectos, mis visitas son menos frecuentes y más cortas. Como mis entradas. Pero ya pasaré por tu blog y meteré baza.

Un beso.

Hola de nuevo Mashitah pienso que el mundo sí se irá transformando en algo mucho más agradable. Me gusta potenciar esa idea.

Un beso.

Velda Rae dijo...

A mí no me parece difícil vivir en paz con una misma (al menos tender a ello) y con el entorno, aún a pesar de la cara de tonta que se te queda a veces. Lo que me parece imposible es conseguir que tu entorno cese en sus hostilidades hacia ti. Y el mundo en general en su cadena imparable de daños frontales y colaterales.

Tordon dijo...

El sosiego, la tranquilidad , la paz interior, CuanMarce, es un deseo al alcance de muy pocos.
Porque ,- como dirían los chinos-,los árboles quieren la paz, pero el viento no se la concede.
Salu2

Lucrezia Borgia dijo...

Es una utopía pensar que podemos dejar de luchar porque hasta en nuestro interior hay una dualidad latente, el yin yang. No puede existir el uno sin el otro, el día sin la noche...
Cuando aprendamos a ponernos en el lugar del otro, a respetar, cuando miremos dentro de nosotros mismos y se recupere el valor de la conciencia sobre nuestros actos, tal vez entonces habremos dado un paso...
En mi opinión, paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de la tormenta nuestro corazón permanezca en calma... Este es el verdadero significado de la paz...

Pele Ón dijo...

En el Amor Armado, Jose Mª Mendiluce, tras haber ejercido como corresponsal en varios conflictos bélicos, especialmente el de Bosnia que fué el que más le marcó, aboga porque es imposible ir de pánfilo frente a determinadas naciones o pueblos, que te las dan todas. Vis pacem para bellum, que dicen.
Una de las primeras cosas que aprendí yo en cuanto me medio metí en política, es que los buenos no tienen más remedio que utilizar las estratagemas de los malos para conseguir los buenos fines. Durante muchísmos años hemos sido tolerantes y democráticos con los abertzales vascos, por ejemplo, y ellos no han dejado de burlarse de la ley y del resto de ciudadanos, por no decir que promoviendo los asesinatos. Independiemente del problema de fondo, ellos juegan con ventaja, y no puede ser. Y ahora, la ley de partidos, bastante fascista por cierto, se usa para defendernos de ellos. Y funciona, y muy bien, y eso que aún somos condescendientes. Esperemos que el terrorismo de estado pase poco a poco a la historia, aunque en pequeña medida es inevitable.

Mashitah dijo...

He aprendido que mientras juzgamos al otro sintonizamos con una energia, que nos daña en lo más profundo de nuestro ser, porque no somos concientes que el otro, puede estar equivocado o no, pero en todo caso si actua incorrectamente quizás sea porque desde pequeño lo hay enseñado a vivir en um mundo competitivo....ha crecido fisicamente pero no mentalmente.
Aun niño cuando lo enseñas ,acaso lo enseñas con amor y buenas palabras o desde la ira, la critica o la fuerza bruta....cuando vemos a las personas que actuan inadecuadamente y comprendemos que su conciencia es inferior( y cuando digo inferior no me refiero a su persona , sino a su conciencia, son como niños que necesitan aprender). Entonces como quieres que te traten? con palabras de amor o critica)siempre se puede ser asertivo y expresar nuestros sentimientos....pero desde el respeto...y cuando dejas hablar al corazón y no a la mente ,estoy convencida que la verdad que sale por tu boca...será tomada en cuenta , pues es universal y todos en nuestro fuero más interno la reconocemos como válida.

Amalia dijo...

Hola, estoy de acuerdo contigo en lo que dices sobre la paz, ¿como vamos a querer paz en el mundo si no lo hay en nuestros hogares? la paz emieza en uno mismo y luego se va comunicando a los que tenemos al lado, respetando siempre las ideas de cada uno.
No te conozco, pero me gusta tu blog, así que he decidido darte el premio al esfuerzo personal por el trabajo que haces para llevarlo adelante.
Ven a recogerlo a mi blog, en este enlace:
http://amaliamarsol.blogspot.com/2009/02/premio-al-esfuerzo-personal.html
Saludos,Amalia