Entradas populares

Seguidores

sábado, 6 de diciembre de 2008
Me he desgarrado con frecuencia el corazón, sin compasión, tratando de aprender cómo funciona este volcán. Y he visto cómo el miedo a ese dolor nos lleva a cerrar el corazón y privarnos del placer que es el amar.

Con frecuencia me he desgarrado el corazón, sin compasión, tratando de aprender como amar sin ninguna condición. Y así, he llegado a entender lo valiente que hay que ser, para intentar amar, sin aspirar secretamente a controlar.

Me he desgarrado con frecuencia el corazón, sin compasión, tratando de aprender como amar sin ninguna condición. Y hoy puedo disfrutar amando, sin sufrir y sin llorar por un amor, porque he aprendido a quererme de verdad y con mi amor me lleno el corazón.

Que no hay mejor razón para amar a los demás, que el placer que me da sentir brotar la sensación, fluir por mí, como un río que pasa sin cesar.

El placer está en dar.

6 comentarios:

Velda Rae dijo...

El amor incondicional, sin exigencias, sin chantajes, sin cláusulas abusivas, sin daños colaterales... ¿existe?

Amanda dijo...

Por todo eso que dices se llama incondicional, Velda.
Lo que contiene exigencia, chantaje, daños colaterales, cláusulas, sean abusivas o no lo sean,no son amor, sino meras expresiones de la propia necesidad de él.

Tordon dijo...

Sthendal, que hablaba mucho del amor, decía que ir sin amor por la vida es como ir sin estrella por el mar,como ir al combate sin música,como emprender un viaje sin libro.
¿Viajes, música, estrellas? La poesía, por desgracia, ocupa solo una pequeña parte de la existencia.

CuanMarce dijo...

Velda, ¿no dirías tú que ese es el tipo de amor que le das a Anya? A los humanos desgraciadamente les exigimos más para amarlos y así nos privamos a nosotros mismos el placer de sentir el amor. Y pienso que el amor, como el dinero, si no fluye no sirve.

Amanda, estoy de acuerdo contigo, pero como medimos el amor que recibimos con unidades de sacrificio y dolor nos perdemos la sutileza de que un beso tiene que ser dado desde la absoluta libertad, porque si no pierde el sabor. Si perdemos esto de vista las exigencias, y los chantajes se terminan cargando el bienestar en las relaciones.

Tordon, La poesía me ha ayudado a comprenderme mejor. Para mi es importante. Además me gusta porque libera a las palabras de sus fronteras rígidas, haciendo de ellas símbolos más flexibles, asemejándose un poco a lo que pasa en el mundo onírico.

Ámbar dijo...

La poesía es la existencia, lo que subyace a toda ella.
Es el enfoque que se le da el que tiende a desajustarse de su esencia.

CuanMarce dijo...

Efectivamente Ámbar, todo puede usarse de varias formas y guiado por diferentes intenciones. Pero cada cual tiene que escoger como quiere ver el mundo.