Entradas populares

Seguidores

viernes, 1 de febrero de 2013

La buena salud de todas las relaciones, incluida la de pareja, siempre que lo que se busque sea sin dudar la felicidad de todos los implicados, está determinada por la gestión de los conflictos emocionales que se originan en su espacio.
La claridad mental que proporciona el beneficioso ejercicio de gestionar lo que “nos duele” con el deseo auténtico de deshacer la causa que provoca el dolor, a la fuerza redunda en la buena marcha de los intercambios con los otros.