Entradas populares

Seguidores

sábado, 24 de enero de 2009

Voy tranquilo
disfrutando este momento,
complacido del deleite de este día
contemplado un paisaje pasajero.

Envuelto en la magia de vivir un instante
completamente conocido
y totalmente nuevo.

Desde niño como un eco me llega esta sensación
pero ahora se incrementa su disfrute;
más profundo y más frecuente.
Voy sereno y entregado
a la aventura de mi vida.
El mundo es nuevo,
aunque nada haya cambiado.
Voy valiente,
confiado en una fuerza
que me guía y me contiene.

Voy rendido,
manso,
entusiasmado a vivir las experiencias
que con todos voy creando.
Cada instante que me entrego
me incremento,
y mi entorno se incrementa con amor.
Soy quien soy aquí,
y siempre desde mí, soy todo.
Él autor de la novela de mi amor.

Da comienzo
Una etapa diferente
y se nota ese proceso.
Se descubre
ante mí este universo
y me muestra los caminos.
Voy por todo,
para todo
a entregarme sin reparos a esa estrella.
Soy quien soy
y por fin es mi destino.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro de que al menos sepas ya que lo de antes no lo era...

CuanMarce dijo...

¿Quíen sabe si lo era o no? ¿Quién sabe si lo es ahora? Sólo escribo lo que siento.
Gracias

Anónimo dijo...

Si escribes lo que sientes, al menos tú, sabes que lo sientes.

Lo que sientes, lo sabe a su manera. Y no de otra manera sugerí que lo supieras.

Gracias a ti..

Pele Ón dijo...

Nunca se dirá suficientemente. Es bonito pensar que mañana es un día nuevo, que tenemos que reinventar, y que está lleno de amor, del amor que brota de todos los corazones. Venimos del amor y caminamos hacia el amor.
Un abrazo. Manolo

Tordon dijo...

"entregarse sin reparos a esa estrella"...
¡Bonita manera de luchar por un sueño!
Salu2

Laura M. Cañamero dijo...

Para mi tambien da comienzo una etapa diferente. Muy bello, CuanMarce.
Un saludo.

azarías dijo...

Has descubierto una estrella, lo celebro, ahora tienes claro tu destino, un destino en el amor, en el amor buscado, deseado, que parece te ha abierto la rendija de luz que te ilumina y marca tu destino pero, déjame preguntarme hasta qué punto esa estrella no la habías encontrado antes.¿ Habla todo tu ser, el ser con espíritu amoroso con el que habrás vivido, supongo, otros encuentros con tu destino marcado e ilusionado o, símplemente hablas desde la víscera de un espíritu inquieto, que ha podido dejar por el camino entregas incondicionales para quienes eras tú la estrella que buscaban y que, desde el amor más incondicional han podido ver desvanecerse esa estrella?.

Te felicito por haber encontrado tu destino, destino que parece tanto buscabas, lo digo por tu entusiasmo, al mismo tiempo que me confirmas que lo anterior, me imagino que haya habido estados en tu ánimo parecidos,han sido tan sólo peldaños que debías pisar para llegar al éxtasis que trasmites.

Felicidades.

Sra de Zafón dijo...

Sólo puedo felicitarte, así cualquiera :-).
Como simpre tengo que decirte que lo que escribes es precioso.

Un abrazo.

Un amigo dijo...

Es una pena no tener amigos. Mas aún, es peor tener falsos amigos.
Este último comentario de una tal Sra. de Zafón lo demuestra a las claras. Un amigo nunca te diría que lo que escribiste en esta entrada es precioso. Este último "poema" es un atentado a la poesía, a la lengua española y al buen gusto.
Pero, en fin, la tal Sra. y todos los pelotas que nos rodean siempre quieren algo de nosotros. Tanto esfuerzo merece un premio. Le deseo que logre lo que está buscando.

CuanMarce dijo...

Hola Manolo
Efectivamente es muy bonito pero además a mi me sirve para aumentar el bienestar en mi vida. Muchas gracias por el abrazo, para ti otro.
Tordon
Entregarme sin reparo a esa estrella – Cosas que hasta hace muy poco no estaba dispuesto a dar para alcanzar lo que mi fondo insobornable me pedía a gritos, hoy ya estoy dispuesto a hacerlo. Ahora Tengo mis sueños presentes pero sin empeñarme en un resultado específico. Hago lo que pida de mi ese sueño sin esperar por eso que sea el paso que me propulse a la meta.

La estrella es ser fiel a mí mismo, es ser auténtico. Trato de no luchar porque veo que la lucha siempre se encuentra con resistencias. Antes era muy peleón, pero he ido aprendiendo que una sonrisa abre más puertas y más corazones que un mal gesto, y que es más fácil ir por la vida con amigos que con enemigos. Por eso trato de ser manso. Para mi tiene sentido ser así para alcanzar mis objetivos.
Salu2.
Hola Laura, me alegro mucho por ti, porque el cambio, ya que es lo único que está garantizado, hay que abrazarlo. Siempre trae alternativas para enriquecernos si estamos abiertos para verlas.
Un abrazo.

Hola azarías
Me alegro que saques el tema de lo incongruente que es esta poesía puesto que mi destino sin lugar a dudas ha sido el que hasta ahora he vivido. Y la estrella de ser fiel a mi mismo que me guía, ya ha estado haciendo esa función por un tiempo. Tal vez las palabras brotaron desde mí ser, tal ser haya hablado mi espíritu inquieto. Pero pienso por la sensación de calma en la que me encontrada, que puedo descartar temporalmente la inquietud como motor.

Sobre ser la estrella de otra persona creo que no estamos hablando de lo mismo ya que la única guía que creo puedes tener para tu paz eres tú mismo, ese fondo insobornable que si lo escuchas te habla.

Ser quien soy, que por fin es mi destino, para mi quiere decir que todo lo que ha pasado hasta ahora han sido como las semillas y las ramas del árbol que ahora se siente preparado para dar fruto.

Un abrazo.

Hola Chusa, Me alegra que compartas en la belleza de esa sensación que estoy seguro la entiendes porque en algún momento la habrás disfrutado.

Querido amigo,

No sabría decirte que se siente no teniendo amigos. Pero me imagino que es una pena. Yo en realidad no espero nada de las personas, por eso nunca me defraudan y a menudo me sorprenden gratamente. Algunos comparten conmigo transmitiéndome su afecto y otra como tú su crítica generosa. Cada cual escoge quien desea ser y eso está muy bien, pues si algo me gusta, es que la gente a mí alrededor se sienta libre de ser lo que ellos quieran.

Pienso que también es una pena que lo que entiendes por poesía, idioma castellano o el buen gusto sea tan frágil y tan limitado que se vea atentado por estas líneas simples y sinceras que expresan un momento de mi vida. Tu labor como policía del buen gusto debe de ser muy difícil; ir por el mundo luchando, con lo variopinto que son los gustos y lo difícil que es establecer un criterio aceptado por todos. Espero que no tengas muchos conflictos por la incomprensión ajena de lo que consideras belleza. A menudo, eso puede traer muchos enemigos y mucho mal rollo a tu vida. Tal vez no te moleste, tal vez sientas que la adrenalina te da un chute importante para la batalla. Lo comprendo, si eso es lo que te mola, a por ello.

Sobre los pelotas de los que me hablas creo que pierden el tiempo. Si alguien se acerca a mí y los puedo ayudar en algo no necesitan hacerme la pelota, lo haré con gusto, Creo que la Sra. De Zafón es consciente de ello, y que por eso me regala su amistad, la cual es un honor para mí. ¿Y la tuya?, también la acepto y te agradecería que me dieras tu opinión educada para poder aprender un poco a ver las cosas a tu manera, a ver si me convencen y aprendo a expresarme mejor.

Muchas gracias,

Sra de Zafón dijo...

CuanMarce, te seguiré haciendo la pelota, según ese amigo que tienes guardian a ultranza de su gusto poético, por tus sabia y dulces respuestas.
Hay una frase que para mí define muy bien lo que la mayoría de las veces ocurre en las cabezas que juzgan las intenciones de los demás:
"Cree el ladrón que todos son de su condición"
Por mi mente jamás pasaría , ni sesgada, la interpretación de que alguien que te dice que siente la belleza de tus pensamientos y palabras te quiera hacer la pelota. Supongo que porque jamás he tenido la necesidad de hacerla para sentirme aceptada o querida. Supongo también, que no es el caso del rebotado amigo, más que nada porque las intenciones que ponemos en los demás suelen salir de los mecanismos de defensa propios, y cuando uno no es consciente de ello suele disparar de modo obsceno. Como él ha hecho.

Un beso, CuanMarcé. Como siempre un placer pasarme por tu casa.

Lucrezia Borgia dijo...

Hoy sé que el viento extiende sus brazos cuando camino por la calle… que solo depende de mi el sentirlo, sé que la vida es hermosa porque la he visto partir muchas veces… sé que nadie es responsable de mi felicidad, solo yo…
Debemos encontrar al ser humano que sencillamente somos, con sus miserias y sus grandezas, alegrarse del camino andado, asumir los errores… al amor y el desamor van unidos, hay que estar preparado porque…

Fácil es decir que amamos… difícil demostrarlo todos los días… amigo mío…

Yo puse el esfuerzo y ella la desgana
yo el hondo silencio y ella la palabra,
yo senda y caminos y ella la distancia
yo puse los ojos y ella la mirada.

Quise entre mis manos retener el agua
y sobre la arena levanté mi casa,
me quedé sin manos, me quedé sin casa,
fui raíz oscura, y ella tronco y rama.

Para que la cuenta del amor sumara,
ella puso el cuerpo, yo el cuerpo y el alma.
Era toda viento, yo todo montaña,
yo pura resina y ella pura llama.

Una noche oscura se fue de mi casa,
cegaron mis ojos para no mirarla,
para no seguirla cerré las ventanas,
clausuré las puertas para no llamarla.

Puse rosas negras sobre nuestra cama,
sobre su memoria puse rosas blancas
y a la luz difusa de la madrugada
me quité la vida para no matarla.

Yo lo puse todo: vida, cuerpo y alma,
ella, Dios sabe, nunca puso nada,
nada, nada…

P.D. Tu blog es interesante pero me pierdo entre tanta “consciencia”, a estas alturas me creo pocas cosas, piso firme, soy mas terrenal.

Lucrezia

Pele Ón dijo...

Cómo no, Lucrecia termina tanatológicamente... Bonitas palabras, aunque tristes. Sin embargo, a menudo tenemos que aprender a abrazar nuestro espinoso destino.
Nadie sino nosotros puede hacernos daño realmente, y nadie sino nosotros puede hacernos realmente felices. Ambos caminos están ahí, los tienes enfrente, ambos te están llamando, ambos parecen inevitables, quánticos, excluyentes...
Lo que no está prohibido es obligatorio.

CuanMarce dijo...

Lucrezia gracias por ti visita. Por tu primer párrafo me parece que vives bastante consciente. Se trata precisamente de eso. De ser quienes somos, auténticos. Sin embargo difiero en que el amor y el desamor vayan unidos.

Tu poesía es triste y hermosa y muestra justo lo que has querido mostrar; juntos están en ella ambos. Desde ese punto de vista se hace obvio que se puede sufrir de desamor.

Sin embargo, para mí el amor no tiene ese revés. Yo doy con alegría y agradezco el disfrute que es el dar. No pido nada a cambio, porque ya he obtenido mi recompensa cuando me han permitido amarlos. Si algún día, por alguna razón toca la separación. Me llevo lo vivido como un regalo y acepto lo que toca vivir. Pero el amor no reside, ni en un hogar, ni en una habitación, porque reside en el corazón. Y de ahí, nunca se tiene porque marchar.

Comprendo que el tema de mi blog no sea para todos. Cada uno busca lo que cree que necesita. Aunque pienso que todos tenemos muchas creencias desconocidas que afectan nuestra vida, (tómese por ejemplo el efecto tan distinto que tienen tu creencias sobre el amor y la mía). Pero de lo que se trata como tu bien sabes es de ser responsables de lo que sentimos y de hacer por sentirnos bien.

Un abrazo


Pele Ón que verdad más grande, “Nadie sino nosotros puede hacernos daño realmente” y no se trata de ir protegiéndote para que no te lo hagan, sino de no permitirlo aun cuando vayas con el pecho abierto.

Muy interesante tu frase “Lo que no está prohibido es obligatorio.” Me la voy a rumiar.

Un abrazo

Lucrezia dijo...

...la esencia de mi comentario es ese... "nadie es responsable de mi felicidad... solo yo"... porque está dentro de nosotros, ninguna estrella llena ese espacio... de ahí la poesía de desamor que cuenta la historia de un hombre que terminó "estrellado"...

lucrezia dijo...

... la esencia de mi comentario es esa... sé que nadie es responsable de mi felicidad... SOLO YO...
En cuanto a la poesía narra la historia de un hombre que un día encontró una estrella y termino "estrellado"...

Así que lo mejor es levantarse cada mañana con una sonrisa, abrir la ventana y dejar que entre brisa fresca...
Un saludo