Entradas populares

Seguidores

jueves, 10 de diciembre de 2009
Al escoge un punto de vista entre los diferentes que tienes a tu disposición, escoges una serie de creencias desde las cuales interpretar el mundo y por lo tanto escoges una serie de emociones que vas a vivir y una actitud que tendrás ante las circunstancias.
jueves, 5 de noviembre de 2009
Sólo existe el presente, pero todos los instantes son eternos. Todos coexisten en el campo de la potencialidad pura, de la misma manera que los fotogramas de una película coexisten en el celuloide pero se presentan secuencialmente en la proyección.

El que yo era cuando era niño, me viene a visitar a veces, y noto su presencia.

Algunos piensan que el pasado tiene una influencia en nosotros, pero el futuro no la tiene. Sin embargo lo que pienses del futuro condiciona constantemente tu presente.
martes, 8 de septiembre de 2009
Todo tiene su magia
cuando se manifiesta,
de cualquier modo,

y nos invita a vernos tal como somos.


Porque al hacernos conscientes de como actuamos
desactivamos la respuesta de quienes fuimos
y somos libres de ser lo que queramos.
domingo, 2 de agosto de 2009
Uno sufre cuando quiere controlar lo que otros hacen. Cuando te rindes a que hagan lo que quieran te liberas de ese sufrimiento. Lo que realmente importa es lo que haces tú, no lo que otros hagan; quién eres tú, no quién es el otro. Cuando les das permiso a ser quiénes ellos quieran, te das permiso a ti mismo a ser quien eres.
sábado, 1 de agosto de 2009


Foto de: desdepalma.blogspot.com



Los deseos son como el arco iris cuando llegas a alcanzarlo surge otro. Ahora deseas lo siguiente y de la misma forma el principio del arco se desplaza. Detente, no tengas prisa, saborea el deseo cumplido, celébralo. Si te pierdes la celebración le estas restando alegría a tu vida. Después alimenta tu fe en tu capacidad de alcanzar tus deseos.

Los deseos y las ganas no son lo mismo. Cuando elevamos las ganas a la prioridad de los deseos, y solo nos dejamos llevar por ellas, abandonamos nuestro crecimiento. Con esto no quiero decir que nunca satisfagamos nuestras ganas, sino que conviene alcanzar un equilibrio y escoger en cada presente, con plena consciencia, cuando nos encontramos a nosotros mismos abandonados a nuestras ganas exclusivamente.

Cuando volvemos la atención hacia nuestros deseos y les ponemos ese foco de nuestro pensamiento, podemos entusiasmarnos visualizando el deseo ya cumplido, la celebración y el incremento de nuestra fe.
lunes, 27 de julio de 2009
El Nuevo Orden al que nos dirigimos está basado en la paz y el amor incondicional. Mientras haya culpables y enemigos en nuestras mentes nos será imposible apuntarnos al Nuevo Orden. Este orden será algo que surgirá de repente cuando el pensamiento de la humanidad alcance la masa crítica. Para alcanzar esta masa crítica es necesario que uno a uno vayamos fomentando en nuestra mente la visión de un mundo en el que reine la paz y el amor.

Desafortunadamente mientras existan enemigos y culpables en nuestro pensamiento no podremos alcanzar nuestra propia paz interna y no lograremos aportar nuestro granito de arena para crear un mundo mejor contribuyendo a esa masa crítica. La gran solución es el Perdón Profundo. Este perdón borra el pecado como si nunca hubiera existido al dejar de tenerlo en cuenta. Los que logran perdonar así, dejan de ver enemigos en sus hermanos, y de esta forma pueden amarlos y estar en paz con ellos.

El mundo desde mi punto de vista no está compuesto por buenos y malos sino por seres conscientes (los menos por ahora pero creciendo en número cada día) y seres inconscientes que funcionan en automático reaccionando a las circunstancias de manera programada. No estoy interesado en compartir una visión que contempla buenos y malos.
jueves, 16 de julio de 2009


En este video se explican unas zonas de la mente con fronteras marcadas por caracteristicas del pensamiento que en ellas se producen
jueves, 28 de mayo de 2009
foto orginal bajada de thebestofmani.blogspot.es/img/caminos.jpg y modificada.

Las dudas son importantes para encontrar el camino. Nos hacen plantearnos quien queremos ser. No son dudas banales y no pueden ni deben pasar desapercibidas, ni mucho menos ser ignoradas.

¿Quién quiere uno ser?, es la pregunta más importante que una persona se tiene que preguntar constantemente. Solo así puede uno decidir desde el presente de forma consciente y solo así puede uno ser libre del pasado para crear un futuro cada vez más a su medida. Las decisiones entonces se toman sabiendo las consecuencias. Sin confundir las ganas ni con los deseos ni con la voluntad.

La vida ofrece constantemente alternativas, y cuando vamos con ideas preconcebidas muchas veces esas alternativas las pasamos por alto. Si siempre piensas en el ayer y comparas lo que vives hoy con lo que viviste, entonces no estarás abierto a lo nuevo en tu vida, a nuevas formas de hacer las cosas, de relacionarte...Si te cierras a considerar nuevos caminos, las encrucijadas pasaran desapercibidas.
viernes, 22 de mayo de 2009
Los pensamientos durante una meditación transcendental.



Los pensamientos como la mosca te llegan, y si te entretienes con ellos se multiplican. Cuando los dejas pasar se convierten en un cuadro que te transporta a la paz.
lunes, 18 de mayo de 2009


Que llueva sobre el fuego del infierno
un diluvio infinito de perdón
y que apagué el sufrimiento de esos seres
que en la vida no tuvieron la suerte
de encontrar el amor en su interior.


miércoles, 22 de abril de 2009
Vamos a conectar con nuestro miedo. Todos tenemos preocupaciones que nos asaltan periódicamente. El propósito de este ejercicio es, primero aprender a identificar el miedo en nuestro cuerpo. observar su estructura y su forma. y finalmente centrarnos en nosotros mismos y ejercer nuestro poder mental. El poder que todos y todas tenemos.



La verdadera pregunta es ¿Cómo puedo ser libre, ahora mismo, en este momento? Estamos tan preocupados en resolver un universo de problemas que no vemos que esta es en realidad la verdadera pregunta. ¿Cómo puedo librarme de las limitaciones que me encuentro en mi camino?http://www.blogger.com/img/blank.gif

El miedo es parte de la condición humana, del camino de ida y vuelta que hemos emprendido. El miedo es la parte de la creación que nosotros hemos aportado. Vamos a retirarnos en nuestra mente para contemplar precisamente esa parte.

Primeramente, vamos a pensar en una situación preocupante para nosotros. ¿Qué es lo que más nos preocupa? traigamos ahora esa preocupación a nuestra consciencia en primer plano. Demos rienda suelta a la imaginación exagerando si es preciso la preocupación para sentir miedo de la circunstancia. Una vez en el miedo, vamos a vivir corporalmente ese miedo y sentir como es que se siente el miedo. No vamos a tratar de darle la espalda, ni de encontrar una posible solución al problema, ni de escondernos de el, ni de barrerlo debajo de la alfombra. Ahora, en vez de usar nuestra manera de evadirnos más usual sintamos como el miedo se expresa físicamente en nosotros. Dejarlo que acampe en vuestras mentes a su aire y declarar dentro de vosotros que estamos totalmente receptivos. Esta declaración interna es muy importante.

Observareis que el miedo viene en oleadas. No tiene un poder sostenido como el poder más profundo generado en nuestro origen.

Segundo cuando sintáis las ondulaciones de vuestro miedo manteneros centrados en el conocimiento de que el miedo está presente. Mientras estáis sintiéndolo decid esto. “el miedo está presente” no cómo si fuera algo que tenéis vosotros, sino cómo si fuera un visitante en vosotros. No lo identifiquéis como algo vuestro. Al mismo tiempo centraos tan profundamente como os sea posible en el área del corazón. Con la mayor determinación que podáis centraos y simplemente observar los movimientos del miedo. Mientras más tiempo estéis centrados más poder podréis concentrar para las situaciones difíciles de la vida. Ahora dejad que de este estar centrados surja una paz y una tranquilidad. Y quedaos ahora contemplando esta paz, Mientras más conozcáis esta paz, más podréis recurrir a ella después así que es importante conocer este estado.

Mientras estáis sentados en quietud, observar como el miedo se desvanece mientras estáis en la paz.
martes, 14 de abril de 2009

Lo que percibimos del exterior a través de nuestros sentidos, incluso hasta cuando no nos percatamos, está constantemente siendo analizado y filtrado por la mente para determinar si es de nuestra incumbencia y qué significado tiene. Ese proceso es un filtro personal que destila la información misma y que funciona de forma circular, de manera que las conclusiones de hoy bien pueden ser las razones de mañana, que pueden hacer que nos adentremos cada vez más en una dirección muy concreta y muy limitada.

Algunas de nuestras creencias sirven para interpretar y entender lo que vemos, otras se usan como trampolín para conectar con ideas ajenas, otras son ideas que nuestro albedrío inventa. Toda nuestra vida es la resultante de un fastuoso mosaico de pensamientos a los que les damos en muy diversos grados un crédito absolutamente subjetivo. Si bien en muchos casos pudiera parecernos objetivo, sin serlo en realidad.
lunes, 16 de marzo de 2009
Sin amor la vida en un trámite que va perdiendo sentido, se hace insulsa. Y buscamos al ser amado hasta en las sombras, entre miedos y esperanzas lo buscamos. Pero luego al encontrarlo le tememos y nos falta tiempo para retirarnos a nuestras defensas, edificar murallas para mantener la distancia emocional y esconder nuestros verdaderos deseos para que no nos hagan daño. Nos escondemos y nos defendemos de aquellos que queremos por miedo al rechazo y así creando esa distancia la experiencia pierde sentido.
martes, 24 de febrero de 2009

Comunicarse es expresar algo y recibir una respuesta. Todos “hablamos” otros lenguajes más allá de los que verbalmente practiquemos. El lenguaje corporal de los gestos y el lenguaje de las emociones son en verdad poco conocidos. Y no digo con esto que las personas no los usen para comunicarse, pero como analfabetos pueden usarlo sin conocer sus estructuras y sus reglas.

Lenguaje es todo aquello con lo que me expreso y las emociones son expresiones que no solo se captan a simple vista sino que tiñen el idioma hablado o gesticulado con su presencia. Desde niños, hemos aprendido que cuando manifestamos una emoción nuestro entorno reacciona. Hemos aprendido que algunas veces necesitamos manifestar ciertas emociones conflictivas para que nos hagan caso. Y en nuestro deseo de controlar nuestro mundo hemos recurrido a la ira, la tristeza, la ansiedad y hasta a la soledad del aislamiento para provocar una reacción y así manipular a los que nos rodean.

No quiere esto decir que las emociones son siempre el resultado de una intención de manipular, pero es interesante preguntarse a uno mismo que beneficios me aporta manifestar mis emociones.

Las razones pueden ser otra dos desde mi perspectiva.

1- Soltar todo mi conflicto en otro para aliviarme yo
2- Manifestar quien uno es por la necesidad de ser autentico.
jueves, 12 de febrero de 2009

Acuarela por Sally Wilson

El pensamiento científico se ha apoderado del término “pensamiento racional” de tal modo que cualquier otro tipo de pensamiento nos parece irracional. En cierto sentido el pensamiento se ha especializado y llenado de prejuicios y de inflexibilidad.

Existen sin embargo otros estilos de pensamiento. Cada individuo tiene su propia forma peculiar de pensar, Una mezcla individual de especulaciones, fantasías, formas personales de combinar lo objetivo y lo subjetivo. Sin embargo la ciencia ha dominado de tal modo el “mundo” del pensamiento que muchas áreas que antes eran consideradas racionales se han hecho sospechosas. La ciencia se limita a lo que se puede comprobar.

Desafortunadamente de esa forma tiende a crear una visión del mundo que está basada sólo en lo material. Y así tenemos diferentes disciplinas: biología, psicología, economía, física, matemáticas… cada una guardiana con recelo de un grupo de verdades, y cada una mostrando una visión distinta.

No hay una disciplina que combine toda la información, o que aplique las verdades de un campo a otro. Por lo tanto la ciencia con su “marca” de pensamiento racional puede ofrecer pocas sugerencias, hipótesis o ideas comprensibles de lo que la realidad es en verdad. Parece como si cada individuo estuviera aislado de cierta forma, en cosas que le son vitales y que proporcionan la energía para alimentar la maquinaría del cuerpo. La intención, el propósito o el deseo no tienen cabida en este paradigma.
martes, 10 de febrero de 2009

foto de María Correa

La curación (de la humanidad) es un reflejo de nuestra voluntad conjunta. Esto resulta obvio cuando se examina el propósito de la curación. La curación es la manera de superar la separación. La separación se supera mediante la unión. No se puede superar separando. La decisión de unirse tiene que ser inequívoca, o, de lo contrario, la mente misma estaría dividida e incompleta. Tu mente es el medio por el cual determinas tu propia condición, ya que la mente es el mecanismo de decisión. Es el poder mediante el que te separas o te unes, y, consecuentemente, experimentas dolor o alegría. Mi decisión no puede imperar sobre la tuya porque la tuya es tan poderosa como la mía. De no ser así, los Hijos de Dios no gozarían de perfecta igualdad. No hay nada que nuestra voluntad conjunta no pueda lograr, pero la mía sola no puede ayudarte. Tu voluntad, es tan libre como la mía, y ni siquiera Dios Mismo se opondría a ella. Yo no puedo disponer lo que Dios no dispone. Puedo ofrecerte mi fuerza para hacer que la tuya sea invencible, pero no puedo oponerme a tu decisión sin rivalizar con ella y, consecuentemente, sin violar lo que la Voluntad de Dios ha dispuesto para ti
domingo, 1 de febrero de 2009

foto por María Correa

Desbordando paz

Cuando dejemos de luchar con las personas que encontramos en la vida, y nos ocupemos en extender la paz en nuestro entorno. Cuando dejemos de defendernos por todo. Pero más importante aún, por ser requisito indispensable para lo primero - cuando alcancemos la paz con nosotros mismos. Entonces estaremos realmente contribuyendo a la paz del mundo.
jueves, 29 de enero de 2009


Imagen de ffffound.com 


Es posible que desde el punto de vista afectivo, seamos sin saberlo a veces como unos niños que aún necesitan desarrollar una fuerte y saludable autoestima. Incluso puede que algunas de las creencias de ese niño que todos llevamos dentro tengan peso en bastantes de nuestras decisiones conscientes o inconscientes del presente. Un niño incomprendido hasta un punto que muchos ya han olvidado, pero con el que nos encontramos a menudo, actuando por nosotros, creando las circunstancias más insólitas.
sábado, 24 de enero de 2009

Voy tranquilo
disfrutando este momento,
complacido del deleite de este día
contemplado un paisaje pasajero.

Envuelto en la magia de vivir un instante
completamente conocido
y totalmente nuevo.

Desde niño como un eco me llega esta sensación
pero ahora se incrementa su disfrute;
más profundo y más frecuente.
Voy sereno y entregado
a la aventura de mi vida.
El mundo es nuevo,
aunque nada haya cambiado.
Voy valiente,
confiado en una fuerza
que me guía y me contiene.

Voy rendido,
manso,
entusiasmado a vivir las experiencias
que con todos voy creando.
Cada instante que me entrego
me incremento,
y mi entorno se incrementa con amor.
Soy quien soy aquí,
y siempre desde mí, soy todo.
Él autor de la novela de mi amor.

Da comienzo
Una etapa diferente
y se nota ese proceso.
Se descubre
ante mí este universo
y me muestra los caminos.
Voy por todo,
para todo
a entregarme sin reparos a esa estrella.
Soy quien soy
y por fin es mi destino.
martes, 20 de enero de 2009

Pienso que es necesario que se replanteara el sistema educativo en el mundo. Las personas no se pueden fabricar en cadena, ni de forma estandarizada. Este sistema no tiene espacio para muchos individuos y los deja fuera abandonados a sus propios dilemas sin las herramientas para resolverlos.

Los profesores no saben lo que hacer porque les han quitado la autoridad, porque ya no funciona, sobre todo para los que no pueden entrar por el aro. Muchas veces llegan a tenerles miedo a los alumnos y tratan de librarse de ellos, sacándoles de clase o del centro si es posible.

Yo propongo un sistema que enseñe cosas que son necesarias para vivir. El estudiante no tiene interés en la materia porque no le ve utilidad. Tal vez no sea necesario enseñar cultura a esa edad, la persona que después la encuentre necesaria ya la ira a buscar si el aprendizaje ha sido algo divertido. Porque eso es lo que tenemos que enseñar más que nada, que el aprender es divertido y lo es cuando sabemos que nos es útil.

Yo propongo un sistema en el que la autoridad no tenga peso en absoluto, que el profesor se tenga que ganar la influencia sobre alumno. Esto es más complicado para el profesor que no está entrenado para ello, pero no es tan difícil cuando se sabe hacer. Lo primero y más importante es que tiene que conocer al estudiante, y tiene que tener sus intereses en cuenta. El joven tiene que sentir que se le aconseja bien, con entendimiento de cómo él ve las circunstancias y no restando importancia a lo que considere importante.
viernes, 2 de enero de 2009


Existe mucha confusión sobre los deseos. Algunos budistas hablan de la necesidad de la abolición de los deseos para alcanzar la felicidad, ya que encuentran en el deseo no cumplido una fuente de insatisfacción. Aunque una anulación de los deseos pudiera traernos la felicidad yo personalmente no lo puedo atestiguar, pues no es algo que hasta el momento haya llevado a cabo; ya por no estar dispuesto a ello, ya por no saber cómo hacerlo. Las personas muy ascetas que practican la anulación de los deseos pueden ser felices, pero han de vivir una vida a la que muy pocos aspiran, ya que no deseamos vivir, o hacer que nuestra familia viva, sin al menos ciertas comodidades, mayormente las que ya nos rodean.

Si el deseo se entiende como una anticipación de algo futuro, efectivamente, el deseo es peligroso. Su peligro se funda en que puede crear unas expectativas que nos conducirán al juicio de las circunstancias. Sin embargo, desear sin apegarse a que lo deseado se materialice no sólo puede ser beneficioso, sino que se puede convertir en una forma natural de desear.

Los deseos pueden ser la manera cognitiva de movilizarnos para llevar a cado nuestras acciones. Los deseos que afloran de las creencias que crecen a la luz, es decir, en el Consciente, nos proporcionan la energía necesaria para motivarnos. Son la semilla consciente de la motivación. Nuestras acciones son motivadas por el deseo, por la emoción o por la voluntad que brota del Origen y cuya voz se asemeja a la voz de la consciencia. Cuando el deseo, la emoción y la voluntad están presentes al unísono, entonces nuestra motivación se incrementa y podemos alcanzar el entusiasmo.

Como mencionaba anteriormente, uno de los peligros que nos presenta el deseo es que crea una expectativa. A tenor de eso puede que me digas que para qué quieres un deseo, si no es para que sea satisfecho. El deseo es la semilla de la motivación para la acción, pero la expectativa puede resultar ser una fuente de infelicidad si no se logra la satisfacción del deseo. Sin embargo, si actuamos de cierta forma porque nuestros deseos nos motivan, con la intención de hacer que algo sea más probable, en vez de actuar para que algo ocurra, nos encontraremos con que el universo nos defrauda en muy pocas ocasiones. Veremos que, efectivamente, tenemos el poder de incrementar la posibilidades de que algo ocurra y que nuestras acciones no son en vano. Das un paso de gigante cuando se da cuenta de un modo pleno del precio que tienes que pagar en felicidad por causa de cada adicción. Pero disfrutarás completamente de los mismos actos y experiencias cuando rebajes la adicción al nivel de una preferencia.

La esperanza en que las cosas ocurran de la manera que creemos que ocurrirán, basada en la fe de que así han de ocurrir, incrementará la posibilidad y nos dará el entusiasmo para seguir actuando de esa manera. Pero aun cuando los resultados que logremos no sean los esperados, siempre nos encontraremos ante una circunstancia que tiene latente el poder de potenciar nuestro crecimiento, nos hará aprender, realizarnos mejor... y marcará el camino para la acción consecuente.

La forma de paliar la inesperada alternativa que nos presenta la vida cuando nuestras expectativas no se convierten en realidad, es la de plantearnos qué puedo hacer yo con estas circunstancias para sacarles partido. Qué fruto puedo obtener de las posibilidades que tengo aquí y ahora. El presente es siempre el punto de partida. No te olvides del adagio “hoy es el principio del resto de tu vida”. Vive cada momento para obtener los frutos que deseas y verás que tu vida será cada vez más lo que quieres que sea. Y que tú serás cada día un poco más quien quieres ser.

Los humanos estamos constantemente incrementando nuestros deseos. Por ejemplo: primero, deseamos un piso; luego que lo tenemos, deseamos una segunda vivienda donde veranear... No importa la meta que nos marquemos; una vez alcanzada estableceremos otra. Aun los que deciden una vida más simple se enfrentan al hecho de elegir cada instante siguiente teniendo que hacer uso de sus deseos.

Intentar cambiar las circunstancias que nos rodean en cierta dirección o mantenerlas inmutables, deriva en una “persecución” constante de los deseos. Este es el otro problema que nos presenta el deseo: en una carrera frenética hacia la meta, nos olvidamos de disfrutar el momento. Aunque no es negativo que tratemos de guiar nuestra vida hacia unas metas y unos deseos, no podemos olvidarnos de la oportunidad que tenemos a nuestro alcance de disfrutar la experiencia del presente. Cómo nos sentimos a nosotros mismos, la alegría que obtenemos al vivir, en última instancia, depende directamente de cómo nuestra mente filtra e interpreta las experiencias cotidianas. Estar felices depende de nuestra armonía interna no del control que podamos ejercer sobre las enormes fuerzas del universo. El ciclista que no se divierte en la carrera y sólo tiene su ojo en la meta no está disfrutando de ser ciclista, ya que serlo es, efectivamente, ir hacia la meta. Alcanzar la meta es fácil: si no te gusta pedalear puedes coger el coche y no pedalear, pero entonces no serás ciclista. Si quieres serlo, disfruta siéndolo.

En un sentido más profundo y un poco más oculto, el deseo nos presenta aún otro problema que hemos de saber resolver. Un deseo se puede convertir en la afirmación de que creemos que algo no es como queremos que sea. Si una mujer dice que desearía ser guapa, está diciendo que está convencida de no serlo. De esta forma el deseo trabaja en oposición a lo deseado al producir indirectamente una aserción de la creencia de que carecemos de lo deseado. Es importante que en un tratado sobre las creencias se toque este tema. Estamos diciendo que las creencias que tenemos crean nuestras circunstancias. Y ahora, contemplando cómo funcionan los deseos, nos damos cuenta de que tienen la posibilidad de crear las circunstancias opuestas a las que buscamos. Los deseos se pueden convertir en una afirmación de la creencia de que necesitamos algo que obviamente no tenemos y deseamos. Hay que ser muy cuidadosos aquí para expresarnos un deseo: no es lo mismo expresar y concentrarnos en sentir la gran falta de lo que deseamos, que desear en el presente con mis actos y decisiones qué dirección tomar; así como tener la certeza de la fe en que el cambio ya ha comenzado a producirse con el deseo mismo.