Entradas populares

Seguidores

jueves, 27 de noviembre de 2008

Cuando las cosas no salen cómo las habíamos anticipado, tenemos la tendencia a pensar que la culpa es de alguien, de otra persona. Es un impulso fuerte porque es tan difícil vivir con la culpabilidad que es mejor que la tenga otro.

Lo que ocurre entonces es que nuestros errores se hacen invisibles ya que hemos puesto la responsabilidad de lo que nos ocurre fuera de nosotros mismos. Y nos cegamos cuando pensamos que la responsabilidad está fuera, porque un error que no se admite es un error imposible de corregir.

Además esta culpa que hemos depositado en otro nos sirve para alimentar un odio hacia él. Y el odio no es algo agradable de sentir. Y el que lo sufre más que nada es el que lo siente. La persona hacia la que va dirigida ese odio puede sentir una pequeña inconveniencia si es acosado en algún momento, pero pronto sigue con su vida. Pero el que lo fomenta lo incluye en su experiencia y la empobrece.

Por eso, si no te queda otra alternativa que juzgar, porque ese es un habito del que no sabes o no quieres salir, te recomiendo el perdón. Traerá alivio a tu espíritu. Y si aprendes a perdonar tal vez puedas llegar a perdonarte a ti mismo y así podrás ver tus errores y corregirlos y de este modo tu vida será más feliz.

4 comentarios:

Poesía Difusa dijo...

Una buena lección, aunque ahora sé porqué me atormentan mis errores... NO acostumbro hecharle la culpa a nadie... mmm...

Gusto de leerte...

Saludos.

CuanMarce dijo...

Hola, Alicia, si te atormentan tus errores tal vez sea porque te echas la culpa a ti misma. Los errores son el método de aprendizaje más eficaz. El que no comete errores es porque no trata de hacer nada nuevo y se limita a caminar por el camino ya trazado por miles de repeticiones. Alégrate de tus errores, son la fuente de tu crecimiento.

Muchas gracias por comentar.

Un saludo.

marla dijo...

Es dificil que salga, pero te digo que de que sale, sale. Es cuestión de ser sincero con la otra persona.

No hay nada malo en decirlo (para mi), por eso soy capaz de hacerlo.

Pues no se como lo tomen las demas persona, generalmente los hombres más que las mujeres, si se sientan intimidadas o que piensan que bajan la guardia o que pierden su hombria por cosas así. No se.. se os dejo de tarea y espero su respuesta...

CuanMarce dijo...

Marla, pienso que la transparencia es importante pero es algo que no se alcanza de la noche a la mañana. Y efectivamente cuando salimos a defender nuestro honor montamos una batalla.