Archivo del blog

Entradas populares

Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2008
En última instancia cuando nos estamos engañando a nosotros mismos es un síntoma de falta de amor. ¿Por qué si no lo haríamos?. Me engaño para tapar que mi comportamiento me está haciendo daño. De eso se tratan las excusas. Cada excusa que te des ha de ser la pista de que sufres por falta de amor a ti mismo, de que no te estás amando.

1 comentarios:

Amanda dijo...

¿Y cómo podría yo dar mi amor, cuando no siento que lo tenga por mí?