Archivo del blog

Entradas populares

Seguidores

lunes, 29 de diciembre de 2008

La física cuántica nos dice que el observador produce la realidad, pero no sólo la realidad interna sino que también, aunque parezca increíble la realidad física. Aquí presento un método interesante sugerido por Seth en su libro - El Enfoque Mágico – Sí haces esto a forma de experimento veras que muchas veces tus deseos se materializan sin esfuerzo. Comprende sin embargo que es un aprendizaje, ya que muchas veces tendrás un deseo y luego otro opuesto, sin tan siquiera prestarle atención.

En el mundo interno, tus deseos dan lugar a su propia satisfacción, sin esfuerzos. Ese mundo interior, y el exterior, se interceptan y entretejen. Solamente parecen separados. En el mundo físico, el tiempo puede ser necesario que transcurra. Puede ser necesario que cambien las condiciones para que el cambio ocurra, pero el deseo generará el resultado apropiado. La sensación de que el esfuerzo será innecesario es el ingrediente importante. Es muy apropiado que el intelecto comprenda esto y se diga simplemente, “Ese no es mi mundo. Dejaré la solución a ese problema en el nivel donde pertenece. Usaré el enfoque mágico.”

No se pierde nada por tratarlo, pero se puede ganar mucho, siempre y cuando no te aferres a los resultados.
sábado, 27 de diciembre de 2008

Foto por Arturo Carvajal


Como la brisa fresca de un oasis
cuando el desierto
se traga

la mirada que viaja el horizonte,
atraviesas mis días
con lo inusual de tu visión del mundo.
Traes un sabor maduro en tus palabras,
y tus labios me saben a los míos.

Vuela, vuela sin miedo,
vuela caprichosa, a donde quieras ir,
como una mariposa,
siente el camino que trazas en el viento.
Yo te miro por dentro.
Allí me llevas.

Qué nada te detenga ni un momento
con quejas ni lamentos.
Disfruta de tu vida como quieras,
conviértete en el viento
sin respetar la ilusión de tus barreras.
Detrás de un horizonte
encuentra otro,
y luego otro.

Yo desde dentro observo la aventura
que es tuya y que también es mía.
Y me salpico en un oasis de hermosura
agradecido a la brisa de tu vida.
lunes, 22 de diciembre de 2008
Es un tema interesante éste de la certeza absoluta. ¿Es deseable? ¿No es eso lo que en verdad nos mueve en nuestro desarrollo como humanos? El deseo de entender. Aunque se pueda pensar que la certeza cierra la mente; su búsqueda es sin lugar a dudas lo que mueve la ciencia.

¿Llegaremos algún día a la certeza absoluta? Pienso que cuando nuestras creencias sean todas congruentes entre sí, y nos permita sinceramente entender el universo en el que estamos sumergidos sin contradicciones, y enfatizo "sinceramente", entonces no habrá fisura por donde pueda entrar la duda. Mientras tanto la incertidumbre ha de hacer su labor de detective.

Creo, sin embargo que para poder llegar a esta certeza absoluta tenemos que estar dispuestos a desmontar las estructuras mentales tantas veces como sea necesario. Eliminar familias de creencias sobre las que hemos sostenido nuestra vida es a veces una labor monumental, y a menudo no es fácil ser sincero con uno mismo para llevar a cabo esta labor.

También por ahorrarnos el trabajo nos conformamos con albergar ideas conflictivas en departamentos compartimentados y luego montamos defensas de estas estructuras como si nuestra identidad dependiera de ello.

Aspiro a alcanzar algún día un estado de certeza absoluta sin importarme cuántas veces tenga que desmontarme la película y comenzar de cero a edificar. Esto lo hago porque pienso que la fe mueve montañas y como quiero mover montañas, necesito fe. Pero no tengo prisa por alcanzar esta certeza, porque no hay atajo que valga. Esto además es lo que creo que estamos aprendiendo de la física cuántica.

Pero para poder creer algo con ese tipo de fe, he de alimentarla. Y lo hago con la duda. Por increíble que parezca. La duda si es capaz de desmontar algunas estructuras con su indagación ¡Fantástico!, ahora puedo construir sobre terreno más firme. Si no lo es también fantástico porque siempre que una serie de creencias se encuentran con la duda y la resuelven, salen fortalecidas. Es decir mi fe en ellas se incrementa.

Pero no podemos pensar que estamos hablando de una certeza intelectual, porque nos quedamos cortos al hablar de la certeza si solamente pensamos que se trata de unas creencias de estructuras totalmente congruentes que habitan nuestra mente. Porque la certeza es mucho más que eso, no sólo se siente en la cabeza, es más profunda, pero definitivamente se siente. Por eso no podemos imponer nuestra certeza a nadie cada uno se tiene que resolver la suya y su camino hacia ella es tan válido como el nuestro.

Pienso que el crecimiento no está relacionado a la duda o a la certeza, sino más bien es un resultado de mi disposición a desmontar mis estructuras. Si tenemos miedo a hacerlo, entonces no hay crecimiento porque el miedo nos enquista en nuestras defensas. Si me siento seguro y no temo revisar mis creencias entonces no tomo una actitud defensiva y puedo realmente contemplar los puntos de vista de otras personas. Con una mente abierta para ver en si misma las incongruencias, y dispuesta a rechazar también un sistema de pensamiento que sea incongruente no ya con el mío pero si uno que sea incongruente consigo mismo.

No logro ver muy bien como la certeza obliga. Pienso que querer erradicar el pensamiento de otro por erróneo que nos parezca nace más de la incertidumbre que de la certeza. La verdad no necesita defenderse, no importa si alguien quiere obviarla, porque no por eso deja de ser verdad. Es más fácil creer que cada cual es libre de pensar lo que quiera cuando no te sientes amenazado por sus pensamientos. Creo que de nuevo es el miedo lo que obliga y no la certeza.

Muy interesante la frase “La certeza ancla al pasado, la incertidumbre observa el presente y se plantea el futuro.” Pienso que la incertidumbre nos visita en el presente cuando la certeza a la que nos hemos abonado se encuentra con circunstancias distintas a las anticipadas y necesita reevaluar y aunque el futuro se presente incierto, es la fe (certeza) en que seremos capaces de afrontarlo la herramienta más importante a nuestra disposición.

A todos los que han participado en este intercambio de ideas en mi ultima aportación, sinceramente creo que estamos diciendo cosas muy similares con otras palabras y cada una de nuestras palabras ilumina el concepto compartido desde otra perspectiva.

Para terminar quiero tocar un poco el tema de las creencias raíces. Cuando digo que éstas se basan en nuestra percepción de la realidad. No hablo de una percepción consciente. Y estoy de acuerdo que esa percepción es fruto de la domesticación a la que hemos sido y aún somos sometidos. No podemos sino interpretar desde nuestro punto de vista, no importa dónde hayamos adquirido éste. Y la verdad personal solo ha traído conflicto en el pasado cuando alguien ha tratado de hacer que fuera universal.

Desde Madrid, ya desde mi nuevo portátil. Felices fiestas y un 2009 repleto de felicidad a Todos.
domingo, 14 de diciembre de 2008

¿Es “la mente abierta” la que se lo cuestiona todo, o la que lo acepta todo? ¿Está “la mente abierta” comprometida con la certeza o con la incertidumbre?

Por mucho tiempo he buscado “La Verdad”, así con mayúsculas, La Verdad absoluta. Sólo para darme cuenta luego que para aplicar esa verdad a lo relativo tengo que relativizarla y así deja de ser absoluta.

Sin embargo eso no quiere decir que no haya certeza en mi mente. Las creencias se agrupan en estructuras como arboles, apoyándose unas en otras. Al recibir nueva información miro a ver si encaja con la que ha sido previamente aceptada, en cuyo caso se añade, de lo contrario se rechaza. Todas las estructuras mentales están apoyadas en unas suposiciones que yo llamo creencias raíces.

Si revisas tus creencias raíces veras que se basan en tu percepción de la realidad. Lo que se siente como real, pensamos que lo es de una forma universal. Sin embargo todos percibimos desde un punto de vista distinto, una realidad distinta, que no por ser individual, deja de ser real.

Nuestro punto de vista tiñe los recuerdos de tal forma que, quince personas participando en un mismo evento habrán experimentado quince realidades distintas. Usamos nuestras creencias para crear nuestras vivencias. Nuestra vida podría ser totalmente distinta si cambiáramos nuestro punto de vista.

Pienso que una mente inteligente abandona la ilusión de la verdad absoluta como meta y comprendiendo que ha de vivir en una verdad relativa, que dará forma a su vida, escoge un conjunto de creencias, congruente entre si, que le sirvan para crear una realidad a su medida.

Creo que la certeza de estar en una verdad personal no nos hace arrogantes, ni nos lleva a proclamar dogmas. Pero si nos sirve para ser los creadores conscientes de nuestras experiencias.

Yo he escogido unas creencias que me ayudan a disfrutar el amor que de mi fluye cuando soy feliz y me facilita tramitar el conflicto que voy encontrando por el camino, para poder vivir en paz conmigo mismos y por ende con el mundo.
jueves, 11 de diciembre de 2008

El cristal que nos presta la lluvia en el asfalto negro,
se hace un cielo estrellado de soles de colores en la ciudad mojada.
El cielo es el gris de un techo viejo que se desplaza lento,
y entre nosotros, como al alcance de la mano,
le da una intimidad a la tarde cansada,
que despierta una melancolía entre dulce e inquieta,
y nos hace pensar que el reloj ha abandonado su tic-tac dichoso
y espera con nosotros a que la noche florezca por si sola.
Que florezca sin la ayuda de las sombras que se estiran,
ni la de un violeta de un horizonte tímido
que, tras el gris que mansamente se emborrona,
se esconde en su fulgor amarillento, anaranjado y seco.

La lluvia empapa las paredes, los postes, los peatones,
y envuelve en su humedad su mundo, que es de otro color,
más oscuro, más profundo, más pensativo y sobre todo más íntimo.
La lluvia que une con su contacto cristalino las cosas
que, hasta entonces en la distancia, con ganas y llenas de ternura se miraban,
nos trae una nostalgia dulce y pegajosa que se cuelga del alma
y con su presencia nos trastorna los sentidos tiernamente,
y nos hace pensar, sentir, amar... buscar la intimidad en nuestras vidas
dibujada, simplemente, a lo abstracto en el encanto de unas gotas de agua.
martes, 9 de diciembre de 2008


No subestimes las metas que te marcas porque le dan propósito a tu caminar. Pero no pierdas de vista que lo importante es que vayas viviendo tu vida, siendo fiel a ti mismo. No te aferres a las metas pero úsalas para saber hacia donde avanzar. Y según vayas dando pasos, comprueba que después de lo nuevo que has aprendido, aun quieres ir al mismo sitio.
domingo, 7 de diciembre de 2008

El amor es esa sensación que nos impulsa a hacer por otro lo que creemos es mejor para ellos, sin ninguna otra intención.

Sin embargo muchas veces nuestras manifestaciones de amor pasan desapercibidas. Esto importa solo en la medida en que nos dice que estamos ofreciendo algo que la otra persona no valora de la misma forma que nosotros.

Pienso que hay tres cosas que sin requerir sacrificio alguno podemos dar a los que amamos y siempre serán bienvenidas.

1- Nótalos. Conecta con ellos y entiende sus sentimientos y sus razones aunque no los compartas.

2- Acéptalos. Déjalos ser quienes son sin que se sientan culpable por ello. Préstales un espacio donde pueda ser lo que quieran y no estar solos. Acepta la entidad que son como una expresión de la vida tan válida como la tuya.

3- Poténcialos. Enséñales la imagen más bonita que guardas de ellos y ayúdalos a creer que son capaces de ser lo que quieran ser.
sábado, 6 de diciembre de 2008
Me he desgarrado con frecuencia el corazón, sin compasión, tratando de aprender cómo funciona este volcán. Y he visto cómo el miedo a ese dolor nos lleva a cerrar el corazón y privarnos del placer que es el amar.

Con frecuencia me he desgarrado el corazón, sin compasión, tratando de aprender como amar sin ninguna condición. Y así, he llegado a entender lo valiente que hay que ser, para intentar amar, sin aspirar secretamente a controlar.

Me he desgarrado con frecuencia el corazón, sin compasión, tratando de aprender como amar sin ninguna condición. Y hoy puedo disfrutar amando, sin sufrir y sin llorar por un amor, porque he aprendido a quererme de verdad y con mi amor me lleno el corazón.

Que no hay mejor razón para amar a los demás, que el placer que me da sentir brotar la sensación, fluir por mí, como un río que pasa sin cesar.

El placer está en dar.
viernes, 5 de diciembre de 2008


Me gusta entusiasmarme con mis proyectos y me gusta entusiasmarme con las personas. Pienso que el entusiasmo nos da una energía maravillosa que no solo es abundante sino también inocente y divertida.

Algunos más cautos prefieren contener su entusiasmo para así no sufrir el desengaño o la desilusión. ¡Yo no! No estoy dispuesto a dejar pasar una oportunidad de vivir la vida como una aventura maravillosa, con alegría. No quiero renunciar a sentir como el entusiasmo me lleva en volandas.

No me aferro a un resultado en concreto, y así puedo tramitar rápidamente la desilusión que pueda ir encontrando en mi camino. Cada día se hace más fácil alcanzar armonía con mis circunstancias y resolver cualquier dolor. Eso me ayuda a ser valiente, a apostar fuerte por lo que creo, y a ser más quién quiero ser.
jueves, 27 de noviembre de 2008

Cuando las cosas no salen cómo las habíamos anticipado, tenemos la tendencia a pensar que la culpa es de alguien, de otra persona. Es un impulso fuerte porque es tan difícil vivir con la culpabilidad que es mejor que la tenga otro.

Lo que ocurre entonces es que nuestros errores se hacen invisibles ya que hemos puesto la responsabilidad de lo que nos ocurre fuera de nosotros mismos. Y nos cegamos cuando pensamos que la responsabilidad está fuera, porque un error que no se admite es un error imposible de corregir.

Además esta culpa que hemos depositado en otro nos sirve para alimentar un odio hacia él. Y el odio no es algo agradable de sentir. Y el que lo sufre más que nada es el que lo siente. La persona hacia la que va dirigida ese odio puede sentir una pequeña inconveniencia si es acosado en algún momento, pero pronto sigue con su vida. Pero el que lo fomenta lo incluye en su experiencia y la empobrece.

Por eso, si no te queda otra alternativa que juzgar, porque ese es un habito del que no sabes o no quieres salir, te recomiendo el perdón. Traerá alivio a tu espíritu. Y si aprendes a perdonar tal vez puedas llegar a perdonarte a ti mismo y así podrás ver tus errores y corregirlos y de este modo tu vida será más feliz.
jueves, 20 de noviembre de 2008

Dios está en ti,
en mí
en todo.
El Universo está repleto de Dios.
Un Dios que nos abarca,
que nos contiene.
Estamos dentro de Él
y Él dentro de nosotros,
y somos Él

Un trocito de consciencia
que contiene la esencia divina
mora en ti.

Tú eres eso.
domingo, 16 de noviembre de 2008

1- El mecanismo implícito en el Karma es automático, aunque esto no significa que a través de una misma causa tenga lugar el mismo efecto, sino que el encuentro de diversidad de causas desencadena de forma implícita un efecto, o unos efectos, que a su vez se podrán manifestar de diversas formas en cada persona y ocasión, pero nunca como resultado de la arbitrariedad.

2- Los efectos del Karma son el resultado justo y balanceado de una causa mental, de acción activa o de acción omisiva, con independencia de la persona que haya activado el mecanismo.

3- Los efectos del Karma son ineludibles, aunque en función del nivel de conciencia de la persona que haya activado sus mecanismos, puede modificar la forma de su manifestación; con ello queremos decir que el Karma es controlable, moldeable y modulable, y, por tanto “negociable”.
jueves, 13 de noviembre de 2008

De la misma forma que dentro de mí está el niño que fui, y el adolescente y el joven adulto… y por todas las etapas que he pasado he creado una capa de quien he sido, y como cebolla voy creciendo capa a capa, asímismo puedo ver que todo y todos guardan huella de quienes fueron en quienes son. El universo mismo, al mirarlo, habla de esta evolución que no termina porque es constante creación. El pasado aún existe lo llevamos dentro tú y yo, y todos y todo.

¡Sí!, dentro, en tu consciencia, en el recuerdo de qué y cómo ha sido. Y por supuesto que ésta, la consciencia, también es real. El pensamiento, la belleza, el amor… existen aunque no tengan materia. Estos fenómenos también son parte del Universo.

Y el futuro claro que ya existe. De la misma forma todo está coexistiendo. Tus metas tiran de ti, y tienen un efecto hoy en lo que serás mañana. Si tienen efecto será que existen porque nada irreal puede tener efecto.

El tiempo existe pero no es lineal, todo es concurrente. Y hoy, no sólo somos el resultado de lo que fuimos sino también de lo que seremos. Y los instantes son eternos.

La Física cuántica lo explica pero no es la primera vez que lo hemos escuchado. Los evangelios lo repiten porque Jesús nos lo quiso también transmitir.

Mateo 8-5
Al entrar en Cafarnaúm, se le acercó un centurión y le rogó diciendo: «Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos.» Dícele Jesús: «Yo iré a curarle.» Replicó el centurión: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. Porque también yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: “Vete”, y va; y a otro: “Ven”, y viene; y a mi siervo: “Haz esto”, y lo hace.» Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: «Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos, mientras que los hijos del Reino serán echados a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.» Y dijo Jesús al centurión: «Anda; que te suceda como has creído.» Y en aquella hora sanó el criado.

Mateo 9-20
En esto, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años se acercó por detrás y tocó la orla de su manto. Pues se decía para sí: «Con sólo tocar su manto, me salvaré.» Jesús se volvió, y al verla le dijo: «¡Animo!, hija, tu fe te ha salvado.» Y se salvó la mujer desde aquel momento.

Mateo 17 – 19
Entonces los discípulos se acercaron a Jesús, en privado, y le dijeron: «¿Por qué nosotros no pudimos expulsarle? Díceles: «Por vuestra poca fe. Porque yo os aseguro: si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: “Desplázate de aquí allá”, y se desplazará, y nada os será imposible.»

Mateo 21 – 21
Jesús les respondió: «Yo os aseguro: si tenéis fe y no vaciláis, no sólo haréis lo de la higuera, sino que si aun decís a este monte: “Quítate y arrójate al mar”, así se hará.

Marcos 5 – 30
Al instante, Jesús, dándose cuenta de la fuerza que había salido de él, se volvió entre la gente y decía: «¿Quién me ha tocado los vestidos?» Sus discípulos le contestaron: «Estás viendo que la gente te oprime y preguntas: “¿Quién me ha tocado?”» Pero él miraba a su alrededor para descubrir a la que lo había hecho. Entonces, la mujer, viendo lo que le había sucedido, se acercó atemorizada y temblorosa, se postró ante él y le contó toda la verdad. Él le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad.»

Marcos 10 – 49
Jesús se detuvo y dijo: «Llamadle.» Llaman al ciego, diciéndole: «¡Animo, levántate! Te llama.» Y él, arrojando su manto, dio un brinco y vino donde Jesús. Jesús, dirigiéndose a él, le dijo: «¿Qué quieres que te haga?» El ciego le dijo: «Rabbuní, ¡que vea!» Jesús le dijo: «Vete, tu fe te ha salvado.» Y al instante, recobró la vista y le seguía por el camino.

Marcos 11- 23
Yo os aseguro que quien diga a este monte: “Quítate y arrójate al mar” y no vacile en su corazón sino que crea que va a suceder lo que dice, lo obtendrá.

Lucas 8 – 27
Viéndose descubierta la mujer, se acercó temblorosa, y postrándose ante él, contó delante de todo el pueblo por qué razón le había tocado, y cómo al punto había sido curada. Él le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz.»
Estaba todavía hablando, cuando uno de casa del jefe de la sinagoga llega diciendo: «Tu hija está muerta. No molestes ya al Maestro.» Jesús, que lo oyó, le dijo: «No temas; solamente ten fe y se salvará.» Al llegar a la casa, no permitió entrar con él más que a Pedro, Juan y Santiago, al padre y a la madre de la niña.
Todos la lloraban y se lamentaban, pero él dijo: «No lloréis, no ha muerto; está dormida.» Y se burlaban de él, pues sabían que estaba muerta. El, tomándola de la mano, dijo en voz alta: «Niña, levántate.» Retornó el espíritu a ella, y al punto se levantó; y él mandó que le dieran a ella de comer.

Lucas 17 – 5
Dijeron los apóstoles al Señor; «Auméntanos la fe.» El Señor dijo: «Si tuvierais fe como un grano de mostaza, habríais dicho a este sicómoro: “Arráncate y plántate en el mar”, y os habría obedecido.»

Lucas 17- 11
Y sucedió que, de camino a Jerusalén, pasaba por los confines entre Samaría y Galilea, y, al entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia y, levantando la voz, dijeron: «¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!» Al verlos, les dijo: «Id y presentaos a los sacerdotes.» Y sucedió que, mientras iban, quedaron limpios. Uno de ellos, viéndose curado, se volvió glorificando a Dios en alta voz; y postrándose rostro en tierra a los pies de Jesús, le daba gracias; y éste era un samaritano. Tomó la palabra Jesús y dijo: «¿No quedaron limpios los diez? Los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios sino este extranjero?» Y le dijo: «Levántate y vete; tu fe te ha salvado.»

Lucas 18- 35
Sucedió que, al acercarse él a Jericó, estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna; al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareo y empezó a gritar, diciendo: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!» Los que iban delante le increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!» Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran y, cuando se hubo acercado, le preguntó: «¿Qué quieres que te haga?» Él dijo: «¡Señor, que vea!» Jesús le dijo: «Ve. Tu fe te ha salvado.» Y al instante recobró la vista, y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios.
miércoles, 12 de noviembre de 2008

En el mundo microscópico las propiedades de los objetos no tienen que estar definidas. Se definen en la medida que las observamos, de esta forma el observador juega un papel fundamental en el proceso, es una parte activa. Cuando mido u observo algunas propiedades de una partícula, otras, por necesidad, quedan sin definir. En definitiva la computación cuántica se aprovecha de esos estados difusos de la computación, de esas indefiniciones. Es muy difícil llegar a entenderlo si no se conoce a fondo la mecánica cuántica. Es como si alguien juega al ajedrez pero de pronto las reglas cambian y el caballo puede moverse en todas direcciones. Son unas nuevas reglas del juego y podemos hacer uso de ellas.
martes, 11 de noviembre de 2008

EL VELO DE ISIS
El viaje espiritual, aventura profunda a la esencia del Ser, tiene su propio ritmo, su propia dinámica. Es un proceso en el que interactúan muy diversos factores como el psicológico, el médico, sociológico, religioso, filosófico o biológico como la propia fisiología del organismo humano, por poner solo unos ejemplos. A través de dicho proceso, se puede llegar a desvelar todo el saber, no sólo en el ámbito humano sino de todo el Universo. Es desvelar los misterios del holograma cósmico. Es traspasar el velo de Isis.

EXPANSIÓN DE LA REALIDAD
Las experiencias espirituales ofrecen un incentivo a través del sabor de una realidad más amplia y llena de significado. Quizás la visión más ampliamente compartida acerca del valor de las experiencias místicas es que abren las puertas a una posibilidad más grande, creando un incentivo para embarcarse en el camino espiritual. La mayoría de la gente ha sido educada en una sociedad carente de verdadera espiritualidad y por eso no están motivados culturalemnte para experiementar estados trascendentes.

ALQUIMIA: TRANSMUTACIÓN DEL EGO
Las plantas enteógenas, son llaves que abren una puerta a lo sagrado. Son el sacramento y la principal medicina de muchas culturas ancestrales. Cada vez se descubren más ejemplos, desde el Soma que aparece en los Vedas o textos sagrados de India al kikeón usado por los antiguos griegos. Las plantas enteógenas son una de las más potentes herramientas para sanar todo el Ser. Son un «bautismo de fuego purificador» y el mejor catalizador para ablandar el duro caparazón del ego.
lunes, 10 de noviembre de 2008

1. Primero contigo mismo - Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás

2. Manejar la soledad - Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

3. Sólo se da lo que se tiene - Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene.

4. Paz interior - Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.

5. Fantasía que genera frustración - Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

6. Autonomía - Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.

7. Autosuficiencia - Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando convencido seas capaz de decirle: "No te necesito para ser feliz".

8. Independencia - Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

9. Requerimientos - Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima y la práctica de una libertad responsable.

10. Autoestima y madurez - Ámate a ti mismo, madura y el día que puedas decirle a esa otra persona "Sin ti me la paso bien" ese día estarás preparado para vivir en pareja.

11. Compartir - Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad no para hacerse felices la una a la otra.
jueves, 6 de noviembre de 2008

No dejes de decirte: Yo soy Él
Estas palabras consumirán las escorias que hay en tu espíritu,
estas palabras revelarán la enorme energía que hay en ti
la fuerza infinita que anida en tu corazón.
martes, 4 de noviembre de 2008

Una vez que nos damos cuenta que somos una parte del Todo, podemos posicionar nuestra consciencia de quienes somos en cualquier punto del Ser Total. Así puedo verme como un individuo o como un miembro de una familia, de un grupo, de una nación, de la raza humana, del Planeta Tierra…

Cuando decidimos mirar al universo desde los ojos de su Creador, y posicionamos nuestra consciencia allí, entonces vemos la perfección de su obra y podemos deleitarnos felizmente en nuestra participación en esta creación, que no es otra cosa que el Creador mismo puesto que la causa y el efecto están tan unidos que son Uno.
lunes, 3 de noviembre de 2008

Participo en el acto de la creación,
como creador y como creado.
Voy creando una experiencia,
ya consciente ya inconscientemente,
y esa experiencia es mi vida,
y yo soy quién siente esa realidad.

Como creador participo
porque eso soy,
aunque también soy lo otro,
lo creado.
Pues la causa y el efecto
se confunden
ya que el uno sin el otro
no es posible.

Manifiesto lo que brota de mi mente
y se convierte en experiencia.
Yo escribo mi película,
mi novela.
Yo decido que papeles desempeño.
Siempre impregno
de mi mismo
mis labores,
mi actitud,
mis sensaciones.

Dejo huella en los instantes que atravieso,
porque forman mi experiencia
y son fragmentos de mi vida.
Y por eso
no hay causa ni hay efecto
que entre ambos estoy yo que los contengo
al ser todo lo que abarcan.


Torrente de vida y de espíritu que brotas desde dentro de todos nosotros

Inúndame con tu amor y haz que yo sea un instrumento
para ir esparciendo alegría
entre todos los que entran en contacto conmigo
al sentir que tu amor, a través de mi, les toca el corazón.

Ilumíname para que sepa transmitir este amor
que es tuyo y que me llena,
y que sepa decir las palabras adecuadas
y hacer las obras necesarias
para ser un conducto de tu paz
y para que sepa llegar a los que necesitan esta paz.

Guíame para que pueda encontrar el camino
que tú deseas que siga.
para que siempre vea en los otros
esa divinidad que llevan dentro,
que es la misma que tú me has dado
y que yo por tu gracia siento en mí.
Y para entender la misión que tengo
en este sueño en el que en el presente vivo.

Gracias
Margarita Yourcenar nos cuenta que eso es lo que buscar en otra persona, pero yo quiero enfocarlo como una receta para dar amor incondicional, dado que nos podemos manifestar siendo ese alguien para los que nos rodean.

"Alguien que no sea ni nuestra sombra ni nuestro reflejo, ni siquiera nuestro complemento, sino alguien por sí mismo.
Alguien que nos deje en completa libertad y que nos obligue, sin embargo, a ser plenamente lo que somos."
sábado, 1 de noviembre de 2008

¡Imagínate cuán hermosos te parecerán todos aquellos a quienes hayas perdonado! En ninguna fantasía habrás visto nunca nada tan bello. Nada de lo que ves aquí, ya sea en sueños o despierto, puede compararse con semejante belleza. Y no habrá nada que valores tanto como esto ni nada que tengas en tanta estima. Nada que recuerdes que en alguna ocasión hiciera cantar a tu corazón de alegría te brindó ni una mínima parte de la felicidad que esta visión ha de brindarte. Pues gracias a ella podrás ver al Hijo de Dios. Contemplarás la belleza que el Espíritu Santo adora contemplar, y por la que le da gracias al Padre. Él fue creado para ver esto por ti hasta que tú aprendas a verlo por tu cuenta. Y todas Sus enseñanzas conducen a esa visión y a dar gracias con Él.

Esta belleza no es una fantasía. Es el mundo real, resplandeciente, puro y nuevo, en el que todo refulge bajo la luz del sol. No hay nada oculto aquí, pues todo ha sido perdonado y ya no quedan fantasías que oculten la verdad. El puente entre ese mundo y éste es tan corto y tan fácil de cruzar, que nunca te hubieses podido imaginar que fuese el punto de encuentro de mundos tan dispares. Mas este corto puente es la cosa más poderosa conectada a este mundo. Este ínfimo paso, tan pequeño que ni siquiera has reparado en él, es un salto que te lleva a través del tiempo hasta la eternidad, y te conduce más allá de toda fealdad hacia una belleza que te subyugará y que nunca cesará de maravillarte con su perfección.


Una anécdota árabe cuenta que en cierta ocasión, un sultán soñó que perdía todos los dientes. Al despertar, mandó a llamar a un adivino, ansioso por entender su sueño. “¡Qué desgracia, Mi Señor!,” exclamó el adivino al terminar el sultán de narrar su sueño, “cada diente caído representa la pérdida de un ser querido. Perdone Vuestra Majestad a este pobre mensajero que le trae tan mala noticia”.

“¡Qué insolencia! “, gritó el sultán enfurecido “¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Llevaros a este hombre y administrarle cien latigazos!,“ le grito a su guardia personal, “y traerme a otra persona que me interprete el sueño.”

Más tarde se presento ante su trono otro adivino, y el sultán contó de nuevo su sueño. El segundo adivino, después de escuchar con atención, le dijo. “¡Excelso Señor! Buenos augurios. Gran felicidad os ha sido reservada... Este es un sueño magnifico, significa que sobreviviréis a todos vuestros parientes.” Se Ilumino el semblante del sultán con una sonrisa amplia y sintiéndose dichoso por la noticia ordenó que le dieran a este adivino cien monedas de oro.

Al salir este vidente del palacio, uno de los cortesanos que había presenciado todo se le acerco y le pregunto admirado “¿Cómo es posible, habiendo hecho la misma interpretación que otro agorero que estuvo antes que tú que a él le page con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro?"...

************

Todo se puede ver desde distintos puntos de vista. Por eso es muy importante escoger bien las palabras para que la persona con la que nos estamos comunicando no necesite defenderse de la verdad que tenemos que comunicar. Aprender a comunicarte mejor es algo esencial para que las relaciones te funcionen. Nuestra capacidad de comunicación tiene mucha influencia en nuestra felicidad o falta de ella, en la cantidad de paz o conflicto que hay en nuestra vida.


Pero no sólo es el escoger las palabras adecuadas para decir las cosas, para ser más exactos es más bien tener el punto de vista adecuado y entonces las palabras vienen solas. Si yo veo deficiencia en ti te hablaré de esa deficiencia, sin embargo si veo potencialidad eso será lo que transmita al escoger las palabras y enunciarlas.


En chino se usa la misma la palabra para “problema” que para “oportunidad” porque cada problema es al mismo tiempo una oportunidad. Pero si ves el problema expresarás el problema, si ves la oportunidad eso es lo que expresarás.


En la forma que hablas con otros puedes encontrar pistas muy importantes que te indiquen cómo te estás posicionando. Podemos ver a través de esta actitud el punto de vista que estamos adoptando. Cuando observamos que alguien necesita defenderse de la verdad que expresamos, es que no estamos viendo la potencialidad sino que nos estamos concentrando en la incapacidad. Nos hemos posicionado de nuevo para enfocar el problema.


Ya que el punto de vista tiene una influencia tan grande en la experiencia que vives, si comprendes la dinámica de esta influencia, a través de la experiencia de comunicarte y encontrar defensas, puedes ver parte del conjunto de creencias, hasta ahora no del todo conocidas, que forman Tu Punto de Vista.
miércoles, 29 de octubre de 2008

Hace unos días encontré un comentario en mi aportación del 20 de octubre titulada “En manos del destino”. Leía “Dime de qué presumes…”. He borrado ese comentario pero no quiero que pase desapercibido. No es mi intención que esa persona que lo dejó como anónimo se sienta ignorada o censurada. De hecho varias de las aportaciones que hice desde ese día han sido inspiradas por ese comentario y me gustaría agradecerle a Anónimo su colaboración.

Dicho esto quiero pasar a otra contribución que este comentario me ha propiciado. Se trata de la investigación interna de los motivos que nos mueven a actuar. Cuando alguien me dice que me miré si mis razones para hacer, decir, escribir o de alguna forma mostrar algo son motivadas por mi deseo de presumir y de construir una imagen hacia el exterior, me puede estar dando una pista para investigar si entre las intenciones que me llevan a actuar se encuentra escondido el deseo de que me consideren de cierta forma.

Me he mirado esto, buscando si lo que pretendo es la admiración o la aprobación de otros, y continuaré investigando que razones son las que me mueven. No sé si pasaras de nuevo por mi Blog pero si lo haces, que sepas que te estoy agradecido. Muchas gracias de nuevo “Anónimo”.


Cuando miro a las personas
que encuentro en mi vida,
veo sólo mi pasado;
mi experiencia con ellas.

Interpreto sus actos
de acuerdo a mis recuerdos.
Y me envuelvo en historias
con los que fueron ellos;
que ahora habitan mi mente.

Así
si no presto atención
me pierdo este presente,
y no veo quienes son
por solo ver quienes fueron.
Porque esa imagen de ellos
que llevo ya en mi mente
me nubla la visión
y me lo pierdo.
domingo, 26 de octubre de 2008

Cuadro de Frida Kahlo


En este sistema que es el universo todo está contribuyendo para que las cosas sean como son. Lo mismo que tu cuerpo se desenvuelve como un sistema interrelacionado alimentando y permitiendo la vida de tus células, así te sostienen tu familia y tus allegados, la naturaleza, el planeta tierra, el sistema solar, la galaxia… Y a todos estos niveles está ocurriendo algo que permite tu vida. Ese es el regalo que toda esa Unidad que es el Todo te está dando, y es un regalo de amor.
viernes, 24 de octubre de 2008

Entre la luz de la consciencia y la sombra del miedo voy viviendo esta experiencia. Y mi sombra es mi sombra, la sombra de mí mismo, la que yo sobre mí proyecto. No me puedo apartar para que la luz fluya, porque yo mismo soy el obstáculo que la detiene. Tengo miedo de apartarme y que nadie me vea, ni yo mismo. Y cuando ya no me vea, cuando desmonte todo, seré solo luz, pero, ¿me seguiré queriendo?
Tu capacidad de actuar de forma eficaz sigue las líneas de tus creencias. Creer en tu debilidad hace que te niegues el poder de actuar. Tus ideas y tus pensamientos no son fantasmas ni sombras de imágenes sin sustancia. Son realidades electromagnéticas. Afectan tu cuerpo y son traducidas automáticamente por tu sistema nervioso para formar la materia y la carne y la experiencia.

Tu mente consciente ha sido diseñada para evaluar la realidad física en la que estás inmerso y ayudarte a trazar un camino corporal en este universo del que eres parte. Tus decisiones has de tomarlas desde el consciente y para eso has de ser consciente de las intenciones que te mueven y los pensamientos que las sostienen. Mantente consciente de lo que ocurre en tu mente y verás la influencia tan enorme que tus pensamientos tienen en tu vida.

De esa forma, no tendrás que repetir tu ayer, hoy y mañana. Solo así puedes actuar diferente a como hasta ahora has sido programado. Solo a partir de ser consciente de lo que piensas puedes alterar tu programación.
jueves, 23 de octubre de 2008
Yo soy, no el que tú ves, no el que imaginas. Ya estés viviendo cerca de mí y observándome actuar cada día, ya me mires solamente desde lejos y a través de una pantalla. Yo no soy ese.

Puedes pensar lo que quieras de mí.
No necesito que la imagen que de mi tienes en tu mente sea de una forma en particular. Esa imagen no cambia quien soy. Pienses lo que pienses, yo soy el que soy, y tú eres el dueño de tus pensamientos.

Yo soy un ser que cambia cada día. ¿Quién soy yo?... ¿Qué yo?
miércoles, 22 de octubre de 2008
Desde el punto de vista de la física cuántica el universo es un todo en el que absolutamente todo está conectado. Cuando perdemos de vista esta conexión podemos sentir que otras personas nos están atacando cuando en realidad solo se están defendiendo ellas mismas de un ataque que tal vez estemos haciendo inconscientemente. Cuando todos somos partes del mismo Ser, un ataque a otros es tan demente como una guerra entre tu mano que abofetea tu propia cara.
La afirmación de que no puedes ser atacado parece un tanto irreal desde el punto de vista del individuo pero recomiendo una actitud durante tu vivir día a día que te puede resultar interesante. Cuando observes que estás siendo atacado, pregúntate que es lo que esa otra persona está defendiendo y verás que desde su punto de vista el está defendiendo su razón, igual que tú la tuya y ayúdale a que deje de sentir la necesidad de defenderse desmontando el ataque al que siente estar sometido.

¿Qué ganas tú con esto?

Pues incrementar la paz en tu vida.
La relación que existe entre la ira y el ataque es obvia, pero la relación que existe entre la ira y el miedo no es siempre tan evidente. La ira siempre entraña la proyección de la separación, lo cual tenemos que aceptar, en última instancia, como nuestra propia responsabilidad, en vez de culpar a otros por ello. No te puedes enfadar a no ser que creas que has sido atacado, que está justificado contraatacar y que no eres responsable de ello en absoluto. Dadas estas tres premisas completamente irracionales, se tiene que llegar a la conclusión, igualmente irracional, de que un hermano merece ataque en vez de amor. ¿Qué se puede esperar de premisas dementes; sino conclusiones dementes? La manera de desvanecer una conclusión demente es analizando la cordura de las premisas sobre las que descansa. Tú no puedes ser atacado, el ataque no tiene justificación y tú eres responsable de lo que crees.
lunes, 20 de octubre de 2008
En manos del destino yo decidí, un buen día, dejar a cargo todo lo que ocurra en mi vida. Desde entonces trato de no forzar ninguna circunstancia. Expreso mis deseos para que el mundo sepa donde estoy y dejo que las cosas se vayan desarrollando solas, con su soltura propia y sin mi forcejeo, de acuerdo a un plan total. No lucho, ni defiendo. Ni me opongo, ni fuerzo. Si no es fácil deduzco que ese no es mi camino, y suelto sin dolor y sin apego.

En manos del destino yo decidí un buen día rendirme a un plan total y desde entonces juego con ilusión de niño a vivir esta vida que agradezco, profundamente, por toda su alegría, su magia y su bondad. Me siento liberado y protegido, viviendo esta experiencia deliciosa. Busco cosas por las que estar agradecido, y las encuentro a menudo y me llenan de entusiasmo y pasión, y así voy por el mundo en sintonía, sin guerras ni penuria que me amarguen la vida.

En manos del destino... yo le cuento a los vientos mis deseos y escojo en cada instante, entre lo que el mundo ofrece, de acuerdo a lo que quiero de verdad. Y lo que, en última instancia, siempre escojo, porque siempre lo ofrece y yo siempre lo quiero, es mi paz.
viernes, 17 de octubre de 2008
Todos queremos que nos quieran. Y estamos compitiendo por la atención y el amor de los que nos rodean. Luego lo defendemos para que no nos lo quiten.

Y nos defendemos contra la competencia y contra los que nos otorgan el amor. "Hoy no me has dado mi dosis, hoy quieres más a otro. Me decepcionas." Eso es lo más normal del mundo. Todos sentimos ese impulso.

Pero nunca te darán suficiente, porque ese tipo de aprobación es muy precaria. No te sientes seguro de ella y tratas de controlarla, siendo un niño bueno. Creo que el problema es que otros tienen otro centro para su universo. No encuentro otra solución que la resignación a aceptar el amor que te den y a disfrutar de él cuando toca, pero si ellos están en otra cosa, pues tenemos que tirar de las reservas que tenemos en la bodega del amor por uno mismo.

Creo que cuanto menos pides, más te dan. Es la ley de la atracción, cuando te sientes amado eso es lo que eres y no necesitas pedirlo, si te siente no amado y lo pides eso es lo que atraes, una experiencia de falta de amor
jueves, 16 de octubre de 2008


Estamos buscando amor y buscamos que otros nos lo den.

A las relaciones, ya sean de pareja o de amistad, hay que entrar buscando la “mejor” manera de dar el amor que nos fluye dentro. Sólo así el amor ofrece la recompensa de llenarnos de alegría. Y será sólo entonces cuando estaremos dispuestos a compartir no sólo ese amor, sino también el resto de emociones que se despierten en ambos, ya sean conflictivas o placenteras. Y todo ello con el objetivo de conocernos más a fondo a través de lo que estamos sintiendo.

Es verdad que cuando alguien querido nos ama alimenta nuestro bienestar emocional. Pero por nuestro propio bien, no podemos depender del amor de nadie, sencillamente porque nosotros tenemos que hacernos responsables de nuestro propio bienestar. Para saber como encontrarlo, tenemos que mirar hacia dentro y contemplar de forma sincera nuestras reacciones y nuestras intenciones.

Cuando se establecen condiciones, por pequeñas que sean, que la persona amada debe respetar -lo cual es ya de por sí es una falta de aceptación del otro- lo que en realidad se va haciendo es poner obstáculos a la libertad de manifestarse que conlleva el amor incondicional. El amor tiene que ser incondicional porque sino no es amor, el amor tiene que ser libre para expresarse, no puede imponer ninguna tasa o control y ha de carecer de segundas intenciones.
martes, 14 de octubre de 2008

La Vía Láctea vista de desde Dead valley National Park



Somos parte del conjunto que forma el Todo de la misma manera que una célula en mi cuerpo es una parte de mi. Pero en el universo no sólo existe la materia. También hay pensamiento y hay ideas como leyes que rigen el movimiento de los planetas, el nacimiento de una vida al abrirse una semilla, el florecer de una rosa, el desplazarse de una nube…

Estamos tan intrínsecamente unidos al Todo que muchas veces perdemos la noción de que nuestra existencia fuera de este conjunto nos sería imposible.

Y como un trocito de mí, como una víscera mía, como mi dedo o mi nariz, son parte de mí pero también soy yo. Y si mi dedo hablara tal vez nos contaría que se ve a sí mismo siendo sólo mi dedo, pero desde mi perspectiva yo nunca olvidaría que mi dedo soy yo, aunque también sea mi dedo, y parte de mi mano y de mi brazo entero. Son puntos de vista que establecen donde posicionamos conscientemente nuestra entidad en relación a la entidad total de la que somos parte. Y este punto de vista tiene un efecto importante en nosotros.

Pensamos que el cerebro crea los pensamientos que cruzan nuestra mente. Pero no hay prueba de eso. Los pensamientos surgen y brotan de un sitio donde la ciencia no alcanza a llegar. Podría también ser que cómo un ojo dibuja en su retina una imagen, así nuestro cerebro, también otro sentido, dibuja las ideas que capta, que le llegan, desde dentro de una fuente inmaterial, o desde fuera en un libro, en una charla, una canción… haciendo que vea esas ideas; permitiéndome ser consciente de ellas.

Más allá de mi cuerpo soy un trozo de la consciencia total que tiene el universo. Cuando nos identificamos con nuestro cuerpo pensamos que estamos de prestado en esta vida. Esto es un punto de vista, como cualquier otro, pero tiene el efecto de hacer que nos sintamos que el alma sólo viene a visitarnos y después nos deja. Sin embargo podemos identificarnos con el alma, con esa parte nuestra consciente del fluir de la vida, con el observador que siempre desde dentro nos contempla. Y entonces vemos que el cuerpo es como el dedo, nosotros somos más porque hemos encontrado la esencia de nuestro ser.

Tú y yo, todos juntos, las calles, los jardines, las montañas, el mar, el ritmo, el color y el pensamiento mismo, somos el universo. Y nos conviene recordarlo y sentirlo. Mirarnos desde ahí.
jueves, 9 de octubre de 2008

De la mano de mi padre hoy camino, peregrino de un altar que ya está en mí. Y aunque siento un gran apremio que me llama consistente, me distraigo con un ruido o una imagen pasajera que me llaman la atención, a menudo y sin querer.

Y me olvido descuidado del altar que dentro espera y confundo mis deseos y mis metas. Distraído por pequeñas marionetas, que se mueven en mi mente, con historias como sueños, de argumentos repetidos, que me cuentan la experiencia de unas vidas ya vividas, y unos sueños por vivir.

De la mano de mi padre hoy camino, peregrino de un altar que ya está en mí. Y aunque siento un gran apremio que me llama consistente, tengo amor por esta gente, estos sueños y estas formas materiales, y por eso he recogido esas historias, y he montado en mi mente sus memorias para amarlos mientras voy en mi camino, avanzando poco a poco y disfrutando, hacia el seno de mi ser y de tu ser.
Ven, ven, seas quien seas.
Caminante, devoto,
Amante de la partida, no importa.
La nuestra no es una caravana de desesperación.
Ven, aunque hayas rotos tus votos
Un centenar de veces, mil veces.
Ven, ven de nuevo, ven.
lunes, 6 de octubre de 2008
Existe una sola prueba -tan infalible como Dios- con la que puedes reconocer si lo que has aprendido es verdad. Si en realidad no tienes miedo de nada, y todos aquellos con los que estás, o todos aquellos que simplemente piensen en ti comparten tu perfecta paz, entonces puedes estar seguro de que has aprendido la lección de Dios, y no la tuya. A menos que sea así, es que todavía quedan lecciones tenebrosas en tu mente que te hieren y te limitan, y que hieren y limitan a todos los que te rodean. La ausencia de una paz perfecta sólo significa una cosa: crees que no quieres para el Hijo de Dios lo que su Padre dispuso para él. Toda lección tenebrosa enseña esto en una u otra forma. Y cada lección de luz con la que el Espíritu Santo reemplazará las lecciones tenebrosas que tú no aceptes, te enseñará que tu voluntad dispone lo mismo que la del Padre y la del Hijo.
viernes, 3 de octubre de 2008
-Todos podemos incrementar el poder de nuestra mente. Pensamos que dicho poder reside en el consciente y que se reduce a nuestra capacidad de razonar y de recordar; pero eso no es así. En los niveles por debajo del pensamiento lineal de nuestro consciente el proceso de ordenar la información y de captar conceptos es muchísimo más rápido y eficaz.

-Somos responsables de nuestro punto de vista: lo hemos escogido nosotros. Ser conscientes de la influencia que el mismo ejerce en nuestros sentimientos y en las propias circunstancias nos permite revisar las creencias sobre las que se basa ese punto de vista. Eso conlleva la posibilidad de ampliar y actualizar después nuestra visión. En caso contrario, acumulamos bajo su cubierta ideas que nos sirvieron en su día, pero que ya han quedado obsoletas debido al crecimiento que hemos experimentado.

-Nuestro auto-concepto puede estar limitando nuestro potencial. Es primordial completar un periodo de observación interna siguiendo pautas precisas para determinar cómo llevar a cabo una ampliación de la visión que tenemos de nosotros mismos.
miércoles, 1 de octubre de 2008
El centro del proceso evolutivo es la decisión. Es el motor de la evolución. Cada decisión que tomas en una elección de tu intención. Puedes escoger mantener silencio en una situación en particular, por ejemplo, y esa acción puede servir la intención de penalizar, de compartir compasión, de extraer venganza, de mostrar paciencia, o de amar. Puedes escoger hablar con fuerza, y esa acción puede servir las mismas intenciones. Lo que escoges, con cada acción y cada pensamiento, es una intención, una cualidad de la consciencia que traes a tus actos y a tus pensamientos.

No puedes escoger tus intenciones de forma consciente hasta que no seas consciente de cada uno de tus diferentes aspectos. Si no eres consciente de cada parte de ti mismo, tendrás la experiencia de querer decir una cosa, o tener una intención y encontrarte a ti mismo diciendo otra, o actuando guiado por otra intención. Querrás que tu vida se mueva en una dirección pero encontraras que se mueve en otra. Desearas soltar un patrón doloroso de tu experiencia pero continuara reapareciendo.
viernes, 26 de septiembre de 2008


Cierto que huí de los fastos
y los oropeles,
y que jamás puse en venta
ninguna quimera.
Siempre evité ser un súbdito
de los laureles porque vivir
era un vértigo y no una carrera...
Pero, quiero que me digas, amor,
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo más bello ...
dímelo ...
me va la vida en ello.
Cierto que no prescindí
de ningún laberinto
que amenazara
con un callejón sin salida.
Ante otro "más de lo mismo"
creí en lo distinto
porque vivir
era búsqueda y no una guarida...
Pero, quiero que me digas, amor ...
Cierto que cuando aprendí
que la vida iba en serio,
quise quemarla de prisa
jugando con fuego.
Y me abrasé defendiendo
mi propio criterio
porque vivir
era más que unas reglas en juego...
Pero, quiero que me digas, amor...
Dentro de todos nosotros existe la necesidad de agradar a otros. En algunos es mas marcada obviamente que en otros. Esta necesidad puede provenir de dos fuentes totalmente diferentes. La primera fuente es el impulso que genera dentro de nosotros el amor. El dar agrado a otros cuando este deseo nace del amor es un placer extraordinario. Nos llena el corazón y nos trae paz.

El segundo motivo por el cual buscamos ser amables y agradables a otros, no es tan caritativo con nuestra paz, y la razón es que nace en realidad de uno o mas juicios de los cuales nos hemos encontrado culpables. Cuando buscamos reconocimiento y aceptación con nuestro comportamiento amable, lo buscamos porque no lo hemos encontrado aun. Y no lo hemos encontrado porque al buscarlo dentro de nosotros no lo hemos hallado.

Cómo podríamos hallarlo si nos hemos considerado insuficientes, antipáticos, poco cultos, poco inteligentes, egoístas, feos, menos que perfectos, vagos… Para poder liberarse de la culpa de ser todas estas cosas, tenemos que dejar de pensar que somos menos de lo que podemos ser.
El observador no hace ningún juicio, sólo observa. Ve cómo pasa la vida para ese hombre que vive, sueña y muere, allá en la materia. El observador se siente conectado con este hombre. Si el hombre no estuviese tan preocupado con su supervivencia, se daría perfectamente cuenta de que él no es el cuerpo en el que habita, ni la parte de su mente que hace juicios y raciocinios. Su entidad radica en el observador que observa su vida pasar y es testigo de todos sus instantes. El observador no lo juzga, sólo lo observa pero de vez en cuando participa. Pero sólo cuando se le pregunta, se le pide ayuda, se le escucha.

No es fácil escuchar al observador. Su comunicación no le llega al hombre por el oído solamente. Su comunicación se presenta constantemente alrededor del hombre, en las imágenes, los sonidos, las sensaciones, las emociones, los deseos y las circunstancias todas. El observador lo observa todo y lo sabe todo.

El observador le da al hombre todo lo que este le pide. Pero tiene que saber pedirlo. El observador hace que el hombre vea las cosas como el hombre cree que son. Si el hombre cree que la vida es maravillosa, el observador observa que lo es. Si el hombre cree que es un valle de lágrimas, el observador también observa que lo es. Sin juzgar, sin influenciar, sin opinar, solo confirmando las creencias del hombre.
• La lógica es un instrumento social que se esfuerza en entender el pensamiento colectivo.

• Se tiene que impulsar más allá de su percepción normal para que se cuestioné la realidad. Es decir esas creencias que nos presentan con un mundo en conflicto.

• La razón, como las estadísticas, se puede usar para llegar a cualquier conclusión. Esto se hace tomando en consideración dentro de un sistema de razonamiento solamente la evidencia que está de acuerdo con las creencias que tenemos. El resto de la información la desechamos consciente o inconscientemente como inconsecuente.

• Las expectativas del intelecto hacen que se pongan en movimiento mecanismos al nivel de la materia expresando así dichas expectativas de la mente en su experiencia del mundo.
• La mente construye continuamente mapas en su necesidad de controlar, entender y actuar eficazmente. Pero los mapas no son el territorio.

Totalmente de acuerdo en esto. Y me gustaría ampliar un poco más. Cuando miro lo que hay a mi alrededor lo que veo es un modelo que me he formado usando ese mapa. La realidad es muchísimo más amplia que mi percepción de ella. En otras palabras, lo que veo tampoco es como el mapa una proyección de lo que pienso.

• El lugar, el hecho, lo existente, en lo que se puede actuar directamente y sin cortapisas, es la propia mente; sobre uno mismo, es la manera más habitual de expresarlo.


Totalmente de acuerdo de nuevo.

• Además, actuando sobre el sí mismo, se cambia la PERCEPCIÓN de lo que nos ocurre, de lo qué y de quién nos rodea.
Esto no supone en modo alguno que lo que nos rodea cambie.


Supongamos que lo que nos rodea no cambia, que ahora solo estás enfocando una parte distinta de la realidad total, esto tiene un efecto en ti, en tu mapa y en tus modelos aunque la realidad total siga siendo la misma, siga siendo infinita y en ella si buscas puedes encontrar los componentes de antes.

La percepción y la realidad están tan íntimamente ligadas que la gente no se da cuenta y las confunde. Y es porque la percepción se siente tan real que lo es, aunque sólo un trocito de la realidad total.

Pero eso de que no cambia me cuesta creerlo, claro está que es fácil ver que los objetos siguen en su lugar. Pero los pensamientos y las emociones también existen y en el momento en que cambias tus emociones, eso tiene una repercusión en las emociones de las personas de tu entorno. No quiero decir que si te sientes contenta los que están a tu alrededor van a estarlo, tal vez lo ven como una amenaza, sobre todo si no son amigos. Pero aunque tu cambio de ánimo provoca un cambio en los demás, ellos escogen cómo sentirse.

• Es una creencia de tipo mágico pensar que si cambio mi pensamiento hacia algo o hacia alguien, esto o éste cambiarán. Claro que cada uno es libre de creer en lo que quiera.

Cuando cambio mi pensamiento, se produce un cambio en mi forma de actuar. Comienzo a considerar otras posibilidades y comienzo a mirar hacia un horizonte, distinto tal vez, para mi vida.

Las personas a tu alrededor son entidades como tú con poder de decisión. Si quieres cambiar sus actos con el pensamiento tendrán que aceptar tus pensamientos. Son libres y a ellos le corresponde esa decisión. Todos ellos tienen una propuesta para ti de cómo tener una relación contigo. Puedes aceptar la propuesta, rechazarla, modificarla o negociar otra. Cuando comienzas a pensar de otro modo, todo esto se hace obvio. Entonces aceptas las propuesta que te resultan interesantes y rechazas las demás, no por rechazarlas sino porque estás limitado por el tiempo y el espacio. Al hacer esto, tu vida cambia. Pero no es sólo un pensamiento el que hay que modificar para que esto ocurra, son más bien estructuras de creencias que operan en automático en tu mente.

Y sí, cada uno es libre de creerse lo que quiera y eso que se crea no sólo será una colección de creencias que se tienen como un libro de sellos. No, no será solo eso, porque esas creencias van a tener un efecto en los mapas que transitas y los modelos que haces de la realidad. Y hay creencias que producen modelos de las circunstancias difíciles de vivir.

• ¿Existen sólo fenómenos? ¿No existen noúmenos? ¿existen otras personas libres y con voluntad o son sólo parte de un decorado?


Preguntas muy interesantes.

Creo que los fenómenos son solo una manifestación de los noúmenos, donde la esencia en sí está cubierta de materia, que produce una experiencia sensorial de lo que en verdad es.

Las personas son libres como tú, y con ellas creas realidades en colaboración. Lo que creas no siempre es algo en lo que ambos estéis conscientemente de acuerdo, pero creo que en ese acoplarse y tramitar en ti la presencia de otro estás creando la circunstancias al unísono.

• Si se me estropea el coche, simplemente eso pasó. Yo puedo pensar que la vida me quiere decir algo o nada más centrarme en el presente y decidir qué hago.


Es verdad que podemos ir pensando que las cosas pasan sin estar unas conectadas a las otras. Sin embargo si piensas que el universo está todo interrelacionado, seguro que encontrarás una lección en todo lo que te pasa. Creo que todos miramos el mundo como una sucesión de causa y efecto, pero creo que le quitamos importancia al pensamiento y la emoción como semilla de las intenciones y los actos.

• En la raíz de todo pensamiento distorsionado se encuentra la suposición de que los hechos ocurren por o para mí.

Esto es una frase muy fuerte. No porque todas los pensamientos distorsionados tengan su raíz en esta suposición, quiere eso decir que todos los pensamientos basados en esta suposición sean pensamientos distorsionados. Es como si dijeramos, que como todas las luchas religiosas tienen su raíz en la religión, todo lo asociado con la religión produce luchas religiosas, ¡no!. Creo que estás haciendo trampa. Además, no no es cierto que todo pensamiento distorsionado tenga esa raíz. Yo puedo pensar que una mujer es una bruja cuando no lo es, y es un pensamiento distorsionado, que no tiene esa raíz, porque lo pienso a razón de que la vi hacer algo raro, y eso no tiene nada que ver con la suposición de que los hechos ocurren por o para mí. Sin embargo, puedo pensar que todo tiene una relación conmigo y buscar un entendimiento sobre la influencia que ejerzo sobre mi entorno, y encontrar muchas verdades sobre las causas que guían los efectos. Todo lo que sea mirar más de cerca el resultado de mi presencia en el mundo creo que es positivo.

• Este pensamiento, esta creencia si lo prefieres, es la mía: Los hechos no suceden por o para mí. Simplemente suceden.

Esta creencia que dices tener, puede resultar muy útil para desentenderse de la responsabilidad de las circunstancias, y siento que sería para mí como meter la cabeza en la arena, y pienso que invita a una actitud de victimismo. Tal vez esté muy equivocado pero creo que sentir y creer que tienes poder es más saludable. Pero como ya dijiste antes, cada cual puede creer lo que quiera.

Gracias por comentar.
viernes, 19 de septiembre de 2008
Como dice Edward de Bono en su libro Lateral Thinking - “La mente funciona creando patrones de sus alrededores. Una vez que los patrones son formados, es posible entonces reconocerlos, reaccionar ante ellos, usarlos. Mientras más es usado un patrón más firmemente se establece.”

Las creencias son patrones por así decirlo de las circunstancias. Interpretamos ciertas observaciones que hacemos y llegamos a una conclusión.

Esa interpretación no es otra cosa que un reconocimiento de unos patrones o creencias. Que cada vez que los reconocemos se van afirmando a sí mismos y enraizando. La parte lógica de la mente organiza la información en patrones reconocibles para poder trabajar con ellos y es así como entiende la realidad. Ese entendimiento sin embargo siembre estará vinculado y producido por los patrones anteriormente establecidos.
La experiencia es el producto de la mente, del espíritu. Pensamientos y emociones conscientes y pensamientos y emociones inconscientes forman la realidad que tú conoces. Tú no éstas a merced de una realidad, que existe como una parte separada de ti.

Estás conectado tan íntimamente con las circunstancias físicas que componen la experiencia de tu vida que a menudo no puedes distinguir entre lo que parece un suceso material y los pensamientos, expectativas y deseos que dieron el nacimiento a los sucesos.

Tus pensamientos más íntimos, si son altamente negativos, te están encarcelado entre barrotes que te separan de una vida más feliz. Mientras miremos a través de los barrotes, sin verlos, no podemos darnos cuenta de que son impedimentos. Estos obstáculos son los que tú has implantado con tus pensamientos negativos. Son tuyos y tienen una razón para existir. Porque los pensamientos son tuyos, eres tú quien ha de reconocerlos y descubrir las razones de su existencia.
Los sentimientos son las corrientes vitales que le dan fuerza a nuestros pensamientos y a nuestras acciones. Tenemos que ser capaces de comenzar el proceso de comprensión de los efectos que las emociones ejercen sobre nosotros mismos, sobre nuestro medio, y sobre las personas que nos rodean.

También es preciso comprender los efectos que las emociones de otras personas tienen sobre ellos mismos, sobre su medio ambiente y sobre las personas que los rodean incluidos nosotros. Porque sin tener un conocimiento de las emociones, somos incapaces de asociar los efectos como la ira, la tristeza, la pena y la alegría con las causas que los provocan.
Es muy importante para mi decir que no estoy sugiriendo que nosotros tratemos de controlar completamente el fluir de las circunstancias con la modificación de las creencias.

Cuando algo no me gusta no pienso solamente en que creencia tengo que cambiar para modificar mis circunstancias. Lo que primero pienso es cómo estoy haciendo yo que esto pase en mi vida. Trato de comprender la razón por la cual estoy produciendo las circunstancias, ¿qué me están aportando?

Existe una sabiduría en los niveles más profundos de la mente y es esa misma sabiduría la que está usando las circunstancias que, yo de algún modo elegí, para descubrirme el contenido de mi mente y así liberarla de sus culpas y miedos.
jueves, 18 de septiembre de 2008
Los miedos aparecen galopando. Nos sentimos inquietos y desnudos. Los juicios afloran insolentes, y buscamos refugio. Ahora se requiere ser valiente. Ahora que se desmontan los carteles que proyectaban imágenes posibles, toca escoger quien somos con cada decisión, en cada instante, y decidir en firme por ser lo que aspiramos.

Los miedos asoman su cabeza e intentan instalarse entre nosotros. Nos toca estar atentos y al verlos acercándose, nos toca traerlos al consciente. Expresarlos es sin duda exponerlos a la luz de la consciencia. Y luego, ya conocidos estos miedos. Nos toca estar consciente de todas sus visitas y decidir actuar en contra de ellos. Afirmando así con nuestros actos nuestra falta de fe en su propuesta ingrata.

Y así vamos haciendo, y así va creciendo la creencia en que somos capaces de hacerlo. Nos desharemos de nuestras creencias limitantes. Seremos la expresión de lo que queremos ser. Construiremos un futuro que vamos decidiendo con cada decisión y como estas son cada vez más conscientes, nuestro futuro será el que conscientemente escojamos.

No es preciso luchar, no es preciso que seamos vigilantes constantes de repente. Se trata de establecer unos hábitos distintos. De remplazar las formas que no nos funcionaron y de poco a poco, y sin ningún esfuerzo, ir exponiendo los miedos, irlos identificando y después ir decidiendo de una forma consciente, haciendo afirmaciones no solo con palabras sino con nuestros actos.

El camino de regreso a casa empieza aquí y ahora, desde donde estamos ya se ve la silueta de la felicidad dibujada de una forma posible, es nuestra decisión, nos toca escoger que camino tomar, yo quiero seguir en la brecha.

¿Te apuntas?
De espectador,
ambulante voy por mi propio drama,
aprendiendo lecciones
mientras me observo.

Las emociones que surgen
como montañas, como saetas.
Los juicios que me enmarañan
que son mis propios juicios
en boca de ella.

La forma en que me defiendo
de aquello que no me ataca.

La falta que siento
de aliento
en mi pecho.
Y entonces me pierdo
y por unos instantes
no observo.

Y el drama se llena de miedo.
¿qué miedo?
Mi miedo.
Tu miedo
que poquito a poco es el mismo miedo.
El miedo es el pecado.
En Dios no existe el miedo,
Mi fe me quita el miedo
Mi Dios no me abandona

Su amor llena mi cuerpo
Y desborda mi mente
Camina de mi lado
Mi guía, mi maestro
El que todo lo puede
No tiene a que temer

No importa lo que pase
Mi dios me da refugio,
El miedo es el pecado,
La fe no admite el miedo

El cielo esta esperando
Que deshaga mi miedo.
Para entrar en el cielo
Se necesita FE
El pecado
no existe a mi lado.

No hay nada que entender.
todo es obvio.
Nada que perdonar.

El proceso es el mismo
desde otro lugar.
Yo te miro
Y admiro tu forma de actuar.

He visto en ti lo mismo
que he visto en mi,
compañera del alma,
pero la semilla del miedo
y la fe en el pecado
te quitan la calma.
It seems to me that now the time is near,
and in some solitude
I try to reach my peace with that.
Nothing to say
and no desire to be clear.

Enclose within myself,
surrounded by the walls
I build around me,
to keep me save
from all that comes across my mind
and sets a fire in my soul
that has no other reason in this life
but to be whole.

Enclosed within myself I go
creating an adventure
to sued my taste for happiness,
but soon I have to look
for that which is within,
for I can´t find due rest
with conflict thoughts
imprisoned in my soul.

And so I must return to you,
to the memory of you
and those decisions that feed my fears,
and there I must find
the saving grace
that I also have within.

The errors of my past
must now become
the teachers of today.
En última instancia cuando nos estamos engañando a nosotros mismos es un síntoma de falta de amor. ¿Por qué si no lo haríamos?. Me engaño para tapar que mi comportamiento me está haciendo daño. De eso se tratan las excusas. Cada excusa que te des ha de ser la pista de que sufres por falta de amor a ti mismo, de que no te estás amando.
A la velocidad de la luz el tiempo no existe. Parte del Todo viaja a la velocidad de la luz; por ejemplo, la luz misma. Cuando el tiempo no existe algo sencillamente es incambiable, pues el cambio origina un antes y un después. Tú eres incambiable e inalterablemente un trozo de consciencia que entra en el ámbito de lo relativo, donde el tiempo existe, para conocerse a sí misma. El tiempo es sólo una herramienta para contener la experiencia; y aunque tú uses la experiencia para identificarte a ti mismo, eres mucho más que la experiencia: eres una Entidad pensante que con el pensamiento crea.
miércoles, 10 de septiembre de 2008
1. Existe una sola prueba -tan infalible como Dios- con la que puedes reconocer si lo que has aprendido es verdad.
2. Si en realidad no tienes miedo de nada, y todos aquellos con los que estás, o todos aquellos que simplemente piensen en ti comparten tu perfecta paz, entonces puedes estar seguro de que has aprendido la lección de Dios, y no la tuya.
3. A menos que sea así, es que todavía quedan lecciones tenebrosas en tu mente que te hieren y te limitan, y que hieren y limitan a todos los que te rodean.
4. La ausencia de una paz perfecta sólo significa una cosa: crees que no quieres para el Hijo de Dios lo que su Padre dispuso para él.
5. Toda lección tenebrosa enseña esto en una u otra forma.
6. Y cada lección de luz con la que el Espíritu Santo reemplazará las lecciones tenebrosas que tú no aceptes, te enseñará que tu voluntad dispone lo mismo que la del Padre y la del Hijo.
Entonces era el caos,
la sombra en desmesura. Apenas el vacío
al borde de la nada. Sopor de los abismos.

¡Soledad! ¡Soledad!

Y tú en el umbral empujaste las sombras,
milenios de silencio, baldías soledades.

Anulaste la nada.

Buscaron las galaxias posibles horizontes
y hallaron los planetas sus órbitas precisas.

Después comenzó el amor
y surgió el alfabeto, el ángel de la música
la flauta de los vientos.

El beso inventó unos labios
y fue posible la miel en los panales,
los ritos de la zafra, las uvas moscateles.

El deseo se hizo carne
y el fuego ardió en asombro ritual sobre la tierra,
fecundó los volcanes, habitó cada estrella.

Y, ya a merced del gozo,
desplegado oleaje de piel salobre y húmeda,
inventaste los mares, sus crestas, sus abismos,
y juntos navegamos el altamar del éxtasis.

Todo lo fue creando el germen de tu aliento,
todo eso, fue posible a partir de tu tacto.
Después dijiste: olvídame,
Y creaste tus mitos y leyendas.
Nos sabíamos convidados a la fiesta
de la dicha perfecta.
La fiesta es legado de los dioses
para los seres puros.

Lo sabíamos
desde el prodigio inicial de las miradas,
desde el asombro de todas las palabras,
desde la mañana anterior a los recuerdos
y su parvo acontecer de la nostalgia,
desde el prestigio inviolable de los sueños
y su densa espiral de irrealidades.

El alma virginal
tallada en cristal vivo,
el cuerpo ennoblecido de erótico linaje
llegamos a la fiesta de la dicha perfecta.
pero nos fue vedada,
no se admitían máscaras.
Era un café y estábamos charlando.
Un extraño café de gigantescas sillas
con unos veladores diminutos.
A nuestro alrededor rostros borrosos
o, más exactamente, unos hombres sin rostro;
y así no me extrañó todo el silencio
de aquel local de espejos infinitos.
No puedo recordar de qué charlaba,
pero sí mi alegría y la viveza,
sin duda exagerada, de mis gestos.
Él me dejaba hablar, indiferente
a toda la pasión que había en mis palabras.
De repente me dijo con voz bronca:
¿Y tú que harás ahora que estás muerto?
Al principio no supe comprenderle,
tan estúpido aquello, tan falto de sentido,
y volví la cabeza. En los espejos
quise mirar mi rostro, pero era el de mi padre
el que veía en ellos. ¿Al fin te has dado cuenta?
¿De qué?, le pregunté. De que eres un sueño,
hijo mío.

De "Espejos" 1986 - 1991
Pre-Textos, 1991 Valencia-España
En el recuerdo estás tal como estabas.
Mi conciencia ya era esta conciencia,
pero yo estaba triste, siempre triste,
porque aún mi presencia no era la semejante
de esta final conciencia

Entre aquellos geranios, bajo aquel limón,
junto a aquel pozo, con aquella niña,
tu luz estaba allí, dios deseante;
tú estabas a mi lado,
dios deseado,
pero no habías entrado todavía en mí.

El sol, el azul, el oro eran,
como la luna y las estrellas,
tu chispear y tu coloración completa,
pero yo no podía cogerte con tu esencia,
la esencia se me iba
(como la mariposa de la forma)
porque la forma estaba en mí
y al correr tras lo otro la dejaba;
tanto, tan fiel que la llevaba,
que no me parecía lo que era.

Y hoy, así, sin yo saber por qué,
la tengo entera, entera.
No sé qué día fue ni con qué luz
vino a un jardín, tal vez, casa, mar, monte,
y vi que era mi nombre sin mi nombre,
sin mi sombra, mi nombre,
el nombre que yo tuve antes de ser
oculto en este ser que me cansaba,
porque no era este ser que hoy he fijado
(que pude no fijar)
para todo el futuro iluminado
iluminante,
dios deseado y deseante.